Fuente: El Venezolano News

Expertos analizaron la marcha del paso 1° de septiembre convocada por la Unidad Venezolana y el comportamiento de la Fuerza Armada Nacional (FANB) durante la misma.

Crédito El Nacional

Crédito El Nacional

Para la directora de Control Ciudadano, Rocío San Miguel, la FANB no pudo actuar con violencia ante las acciones opositoras, debido al expediente desplegado, “a la Fuerza Armada no le quedó otra que dar un paso atrás”.

Invitó a estar atentos ante el comportamiento de estos durante las próximas protestas opositoras. Al tiempo que aseguró que otro importante para que no hubiese represión, el 1-S, fue que la movilización opositora no llegó a la parte central del oeste capitalino, según una publicación realizada por El Nacional.

Consideró estratégico que la oposición separará la marcha en sitios distintos “para quedar cercados y bajar la ira de los violentos, llámense militares o grupos armados al margen de la ley”.

San Miguel destacó que los guardias nacionales desempeñaron sus competencias de custodiar el orden público y solo actuar si se desbordaba la PNB. “En la Fuerza Armada se hacen estudios sobre la situación política y aunque estaban alertas sobre los hechos, sabían el camino pacífico de la movilización, no podrían en ese caso salir los militares  a provocar”.

Además señaló que el libreto de la Mesa de la Unidad se cumplió: “fueron a zonas concretas, sin llegar al oeste, se leyó un manifiesto y se ordenó retirarse temprano”.

A juicio del general retirado Gonzalo García Ordóñez, ex jefe del Comando Unificado de la FAN, la oposición se blindó con la planificación de la Toma de Caracas y apostaron por un perímetro seguro.  “Como no se salieron del sector asignado, no hubo represión militar”.

comparte