Tras las agresiones contra un grupo de diputados que se encontraban frente al Consejo Nacional Electoral, exigiendo el inicio de la validación de firmas para el revocatorio, el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, rechazó los hechos y aseguró que “Llueva, truene o relampaguee vamos a seguir presionando para que se dé el revocatorio”.

Crédito: Archivo Últimas Noticias

Crédito: Archivo Últimas Noticias

“Vamos a ir a donde sea que tengamos que ir, a ejercer nuestro derecho, para exigirle al CNE que haga su trabajo, referendo revocatorio ya”, dijo Ramos Allup al mismo tiempo que destacó el derecho de los venezolanos de salir del Gobierno este año, “hemos cumplido con todos lo requisitos que no pueden ser juzgados por las 4 comadres”.

Denunció que se siguen preparando sentencias “no para castigar agresiones como las que sufre Julio Borges, están tomando medidas para que no nos comuniquemos con el mundo”. De la misma forma, indicó que este jueves sectores políticos afectos al gobierno amenazan con infiltrar colectivos en el Parlamento.

El parlamentario criticó la actuación de las fuerzas de seguridad del estado a las afueras de la sede electoral. “Podrán golpearnos, podrán rodearnos, pueden reprimir pero no vamos a abandonar nuestras exigencias, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana se ha convertido en un asco que no defiende al pueblo”, concluyó.

Fuente: El Impulso

comparte