Fuente: Alfredo S. Flores, El Carabobeño

Este miércoles la Corte Penal Internacional le abrió sus puertas a Tamara Sujo, abogada defensora de los presos políticos Lorent Saleh y Gabriel Valles. En el ente supranacional la jurista denunció la sistematización de las torturas en Venezuela.

Crédito El Carabobeño

Crédito El Carabobeño

Sujo, quien también es directora ejecutiva del instituto Casla, manifestó que  los tratos crueles, inhumanos y degradantes son y  han sido, política de Estado, para intimidar y  castigar a opositores y manifestantes en el país.

La abogada señaló que en Venezuela las torturas han sido utilizadas por organismos del Estado para obtener confesiones e incriminar a personas, partidos políticos y líderes de la sociedad civil.

Detalló que los Organismos de Seguridad venezolanos han,  no solo sistematizado las Torturas y Tratos Crueles, sino que las han sofisticado para que, según los mismos funcionarios que la practican, “no dejar huellas”.

Entre los métodos de tortura más utilizados Sujo mencionó los golpes y puntapiés en todo el cuerpo,  uso de shock eléctrico, asfixia con bolsas plásticas que en algunos casos están impregnadas de gases tóxicos y torturas sexuales como desnudamientos, intentos de violaciòn, amenazas de violación.

Las posiciones inhumanas por largos periodos de tiempo, el aislamiento,  disparos a quemarropa con perdigones también fueron algunas de las acciones aplicadas para reprimir que denunció la abogada de los jóvenes presos políticos.
Responsables de la tortura

El Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), el Cuerpo de Investigación Científica Penal y Criminalística (CICPC), la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) son las instituciones que, según Sujo, presentan el mayor número de casos de tortura.

Luego de estos organismos de seguridad siguen en la lista otras instituciones, entre las que destacan policías regionales y custodios de las cárceles comunes en los distintos estados del país.

Las cárceles políticas, donde los presos son torturados con aislamiento prolongado como La Tumba, la cárcel de Ramo Verde, los sótanos de la  Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) también fueron denunciadas.

La jurista hizo énfasis en que a pesar de las constantes denuncias y casos escandalosos conocidos, los cuerpos de seguridad del Estado continúan practicando torturas, debido a la impunidad que le da el sistema de justicia y la complicidad del Gobierno venezolano.

comparte