Caracas, 04 de enero de 2017

Control Ciudadano en los últimos 11 años, desde su fundación, ha seguido el proceso de adquisiciones de sistemas de armas y material militar en Venezuela. El primer informe documentó las adquisiciones que van del 2005 al 2012. Básicamente las compras militares realizadas en el Gobierno de Hugo Chávez Frías. En esta ocasión, con este segundo informe titulado Adquisiciones de Sistemas de Armas y Material Militar en Venezuela. Período 2013-2016, la organización da a conocer las adquisiciones del período 2013-2016, efectuadas por el gobierno Nicolás Maduro Moros.´

Rocío San Miguel Presidente de Control Ciudadano considera que “la opacidad y la ausencia de control parlamentario en las adquisiciones de sistemas de armas en Venezuela, la ausencia de control previo o posterior por parte de la Contraloría General de la República o de la Contraloría General de la Fuerza Armada Nacional sobre los procesos, la ausencia de licitaciones para la escogencia o selección de los sistemas más idóneos de acuerdo al concepto estratégico de la Nación, a todo lo cual se suma en esta ocasión el estado de incumplimiento de los contratos por parte de algunos proveedores, está comprometiendo el apresto operacional de la Fuerza Armada Nacional.

Llama la atención en este informe, cómo el gobierno del Presidente Nicolás Maduro ha disminuido ostensiblemente la compra de equipos y sistemas de armas para la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, producto de la crisis económica que ha generado la baja por ingreso petrolero desde su ascenso al poder. El país redujo sus adquisiciones militares en un 90 % durante los años 2015-2016 respecto al periodo 2013- 2014. Sin embargo en 2016, aumentó sus adquisiciones en un 5% respecto de 2015.

En total, 3 sistemas de armas se ordenaron en 2016: Camiones 6×4 JAC Tractor  para la Guardia Nacional Bolivariana, sin que puedan conocerse la cantidad adquirida; armamento antisubmarino para 3 buques patrulleros oceánicos clase Guaiquerí de la Armada, ambas adquisiciones efectuadas a China y la adquisición de pistolas 9×19 mm Parabellum (Arsenal Firearms Strike One), también sin poder determinarse la cantidad, destinadas a la infantería de marina, recibidas de Rusia.

Durante el 2014 y 2015 destaca la mayor adquisición de equipos y sistemas antimotín destinado a la Guardia Nacional Bolivariana. El Gobierno de Maduro claramente se preparó para contener la protesta en Venezuela.

Rusia, que fue el principal proveedor de armamento a Venezuela entre 2005 y 2010, ha perdido posición frente a China que registra un mayor número de contratos de venta de equipos militares a la Fuerza Armada Nacional. No obstante, la Asamblea Nacional, con facultades para revelar el alcance del incumplimiento de los contratos militares secretos suscritos por el gobierno de Hugo Chávez, especialmente con Rusia, no ha realizado ninguna actividad en ese sentido. El hermetismo en torno al cumplimiento de contratos militares en Venezuela se ha acrecentado.

Alerta Control Ciudadano que la dependencia tecnológica en los más importantes sistemas de armas adquiridos durante 2005-2012, podría estar comprometiendo actualmente la operatividad de los mismos.

El Gobierno de Nicolás Maduro ha orientado la mayor inversión a la Armada, en segundo lugar a la Aviación y en tercer lugar a la Guardia Nacional Bolivariana, por orden en el número de sistemas de armas adquiridos en tres años de gestión.

Control Ciudadano con este informe aspira  incentivar el debate sobre la necesidad de edificar mecanismos de control democrático sobre compras militares, que garanticen la transparencia de los procesos y el apresto operacional de la Fuerza Armada Nacional, aspectos que hoy en día están claramente cuestionados en Venezuela.

Rocío San Miguel

Presidente

Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional

 Puede ver el informe completo en el siguiente enlace: Venezuela: Informe sobre Adquisiciones de Sistemas de Armas y Material Militar. Período 2013-2016

 

Prensa Control Ciudadano.

Síguenos por @ovesede

www.controlciudadano.org

comparte