Fuente: El Nacional 

La vida del joven Juan Pablo Pernalete terminó la tarde del 26 de abril de 2017, cuando una bomba lacrimógena, presuntamente disparada por un funcionario de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), impactó en su pecho en medio de una protesta contra el gobierno de Nicolás Maduro.

Seis meses después, sigue vigente la impunidad de su asesinato.

Crédito El Nacional

Crédito El Nacional

Juan Pablo estudiaba Contabilidad en la Universidad Metropolitana (Unimet). No solo era bueno con los números, sino que también era apasionado de los deportes: ganó una beca para jugar básquetbol en su casa de estudios. Su vida giraba en torno a su carrera, el balón, y por el momento coyuntural, la situación de Venezuela.

Esa tarde de ese miércoles, Pernalete acudió a Altamira con la intención de unirse a una concentración antigubernamental. Un centenar de personas se aglomeraron en la plaza Francia para iniciar la protesta,

En las inmediaciones de la Torre Británica se desarrolló el enfrentamiento entre la GNB y los manifestantes. El olor a bomba lacrimógena y basura quemada disficultaban poder respitar.

Una de las lacrimógenas habría presuntamente herido en el tórax a Pernalete.

“¿Le dieron?”, “¡Llévatelo ahí!”, “aguanta chamo, aguanta”, expresaban algunas de las personas que se encontraban en el lugar, mientras lo trasladaban a Salud Chacao.

El vehículo no llegó a tiempo, el corazón de Juan Pablo Pernalete se detuvo después del impacto y llegó sin signos vitales al centro de salud. Los médicos de Salud Chacao, quienes recibieron el cuerpo, aseguraron que la causa de la muerte fue un shock cardiogénico por traumatismo cerrado en el tórax.

Un amigo de Pernalete llamó a los familiares para darles la noticia, quienes acudieron de inmediato al centro de salud.

Una muerte sin esclarecer

Hasta el 26 de abril, se contabilizaban 40 personas fallecidas durante las protestas de calle contra el gobierno de Nicolás Maduro, que inicieron el 1 de abril.

La causa de muerte de Pernalete sigue sin esclarecerse, debido a que existen varias versiones del hecho.

El Ministro parala Defensa, Néstor Reverol, aseguró que el joven habría muerto a causa de un impacto por una pistola de perno, que le pertenecía a uno de los manifestante.

Paralelo a esto, la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, informó que las investigaciones del Ministerio Público determinaron que el estudiante fue asesinado por el impacto de una bomba lacrimógena disparada por efecticos de la GNB.

En memoria a Pernalete 

La Alcaldía de Chacao, en honor a los ideales de lucha del joven, sustituyó la placa de la “avenida ‘Del Ávila” por “avenida Juan Pablo Pernalete Llovera”.

comparte