Fuente: Correo del Orinoco

Gracias a la cooperación internacional entre la Oficina Nacional Antidrogas (ONA), el Comando de Guardacostas de la Armada Nacional Bolivariana con las autoridades de la República de Francia, se efectuó una operación al buque de pesca “Río del Caribe” con bandera venezolana, a 56 millas náuticas al oeste de las Islas Aves, en la cual quedaron detenidas ocho venezolanos, por el delito de tráfico ilícito de drogas, asimismo, se incautaron 120 kilogramos de marihuana y cocaína.

Crédito Correo del Orinoco

Crédito Correo del Orinoco

El presidente de la ONA, G/D Irwin José Ascanio Escalona, en compañía del Comandante de la Zona de Defensa Integral de Nueva Esparta, vicealmirante Alfredo Pulido y el Comandante de la Estación Principal de Guardacostas en Pampatar, Nueva Esparta, capitán de Navío, José Carrión, amplió los detalles del procedimiento efectuado por la Armada Francesa, que interceptó el buque en una zona al oeste de las Islas Aves.

Ascanio Escalona explicó que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) y los organismos de seguridad del Estado, ejecutaron labores de vigilancia, control e inteligencia con la República de Francia, en el marco del artículo 17 de la Convención de las Naciones Unidas contra el tráfico ilícito de drogas por mar de 1988, para desarticular una organización delictiva que utilizaba el buque bajo la fachada del ramo pesquero, para este cometer estos delitos en aguas internacionales.

Felicitó la actuación de los Guardacostas y la Armada Bolivariana para combatir las organizaciones dedicadas al tráfico ilícito de drogas junto al pueblo, demostrando una vez más, la unión cívico-militar para resguardar la soberanía nacional.

Igualmente, el G/D resaltó que con respecto al caso del buque, más allá de la incautación de la droga, se evidencia la lucha del Estado venezolano para desarticular a estas bandas que solo traen violencia y zozobra al pueblo. Para ello “seguimos trabajando con los cuerpos de seguridad del territorio nacional y de países como Colombia, ya que la cooperación internacional en materia de drogas permite ejercer mejores controles”, apuntó.

ANTECEDENTES
Previamente, el buque “Río del Caribe” recibió una visita y registro el pasado 22 de abril por parte de la Armada Francesa por estar navegando sin las debidas autorizaciones, en un área utilizada para el tráfico ilícito de drogas; mientras que el 25 de junio, los Guardacostas de Estados Unidos ejecutaron un procedimiento similar pero sin éxito en ambos casos, ya que no encontraron drogas ilícitas.

Ante estos hechos, la ONA contactó a la Agregaduría de la Agencia de Inmigración y Aduanas de Francia para mantener el seguimiento a la embarcación y en un sitio al oeste de las Islas Aves, la Armada Francesa detectó el buque venezolano “Río del Caribe”, mediante una operación de interdicción aérea, utilizando aparatos electroópticos e infrarrojos; el mismo llevaba la droga a un punto de encuentro con una lancha rápida (Go Fast), la cual huyó del lugar ante la presencia de las autoridades.

La tripulación del buque “Rio del Caribe”, al darse cuenta que había sido descubierta comenzaron a arrojar la droga al mar, sin embargo, la comisión europea en la fragata “Germinal F-735”, logró abordar la embarcación e incautar 133 panelas de marihuana (65,800 kg), 50 panelas de cocaína (54,700 kg) así como también, dinero en efectivo por un monto de 14 mil 500 dólares y 8 mil euros.

Posteriormente, el Comando de Guardacostas de la Armada Bolivariana ordenó la salida del buque de vigilancia litoral “Guaicamacuto (GC-21)”, desde la Base Naval CA. Agustín Armario, Puerto Cabello, estado Carabobo para trasladar a los detenidos junto a la droga, dinero en moneda extranjera y otras evidencias de interés criminalístico al territorio nacional.

DE DELINCUENTES A NÁUFRAGOS
Por su parte, el vicealmirante Alfredo Pulido, informó que los ocho detenidos del buque, fueron identificados como: Leoncio Del Jesús Gómez Mata, Richard Javier Rivera García, Rafael Osmeldo Del Pino, Nelwin Enrique Rivas Marcano, Nelson Manuel Mata Marcano, Jorge Luis Mata, Eduardo Gerardo Herrera Lárez y Jhon Delvy Rivas Mata, quienes al verse sorprendidos por las autoridades francesas intentaron hundir la lancha y la droga. Ya se encuentran a la orden del Ministerio Público (MP).

Cabe destacar, que el modus operandi de hundir las embarcaciones suele ser realizado por delincuentes para generar la emergencia de riesgo en alta mar y que las autoridades se preocupen por salvar la vida de los tripulantes antes de incautar la evidencia, con esto evitan ser acusados penalmente. Pasan de ser delincuentes a supuestos “náufragos”.

Finalmente, se tiene previsto incinerar la droga incautada en el horno pirolítico de la ONA en el estado Nueva Esparta, la próxima semana, bajo la supervisión del Ministerio Público en cumplimiento de la Ley Orgánica de Drogas.

comparte