Fuente: Analítica.com

El dirigente nacional del partido La Causa R, Andrés Velásquez, señaló a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) de cometer un acto de traición a la patria al participar en la “destrucción” del patrimonio natural de Venezuela, refiriéndose a la explotación del Arco Minero del Orinoco a través de la empresa estatal militar Camimpeg.

Crédito Archivo La Patilla

Crédito Archivo La Patilla

“Acuso la Fuerza Armada Nacional de cometer un acto de traición a la patria cuando en nombre de esa institución, con su empresa, firma un contrato depredador que involucra destrucción de nuestra soberanía y nuestra patria, nos vamos a quedar sin país si ellos logran ejecutar todo lo que están planeando”, alertó Velásquez.

Advirtió que los contratos o concesiones de explotación del Arco Minero del Orinoco son ilegales e inconstitucionales, pues es obligatorio que estos sean revisados y aprobados por la Asamblea Nacional, “lo cual no se ha hecho”.

Gobierno “garimpeiro”
Andrés Velásquez afirmó que el gobierno de Nicolás Maduro se erige como “el peor garimpeiro” (depredador de piedras preciosas en la Amazonía) mediante la implementación del Arco Minero del Orinoco, pues causará una severa devastación en delicados ecosistemas como la Reserva Forestal de Imataca, el Parque Nacional Canaima y las cuencas de los ríos Caroní, Caura y Paragua, entre otras zonas.

“No puede ser lícito algo que signifique la destrucción del patrimonio natural de vida de los venezolanos. No hay transnacional alguna, por muy poderosa que sea, que justifique el daño que pretenden hacerle a Venezuela”.

“El Arco Minero convierte a Maduro en un garimpeiro, en un entreguista que contrata con Gold Reserve, la misma empresa transnacional que le ganó demandas de arbitraje internacional a Venezuela en este gobierno, por las que el país debe pagarles cientos de millones de dólares, así que le están entregando un santuario natural para saldar la deuda”, agregó.

Velásquez aclaró que Venezuela sí necesita inversión extranjera, “pero las sanas, no las dañinas, porque es inaceptable que transnacionales vengan acá a depredar como en sus países de origen no les permiten hacerlo, con la complicidad de un gobierno que está dispuesto a entregar lo más sagrado a cambio de unos dólares”.

Consecuencias a la biodiversidad
El líder político de Bolívar aseguró que no se puede hablar de riquezas si para ello se tienen que devastar los bosques de las reservas forestales, secar los ríos y extinguir especies que hacen vida en esas áreas.

“Hoy estamos asumiendo la defensa de este patrimonio natural del país, ya que el Arco Minero del Orinoco significaría la destrucción de la patria, pues ¿qué sería de Venezuela con el río Caroní seco, con el Caura seco, sin Canaima, sin Imataca?”, inquirió.

También comentó que denunciarán la pretensión destructiva contra el ambiente de Maduro en todos los espacios internacionales, en especial la Organización de las Naciones Unidas (ONU), las organizaciones de derechos indígenas y de defensa de la Amazonía, puesto que tal “ecocidio” generaría desequilibrios ambientales más allá de las fronteras venezolanas.

comparte