10/04/08. Colombia. La OEA retomó las gestiones para bajar la tensión entre Bogotá y Quito. Familiares de la rehén descartaron que tenga malaria o fiebre amarilla. El ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Bernard Kouchner, dijo que París no desistirá en sus intentos por liberar a Ingrid Betancourt, a pesar de que fracasó la misión médica que enviaron la semana pasada a Colombia. “Francia no abandonará a Betancourt. De modo u otro mantendremos nuestros esfuerzos; debemos encontrarla”, señaló Kouchner, quien acusó a las FARC de cometer un error político grave. “Visitaré la región para volver a examinar la situación con los dirigentes de los países más involucrados”, apuntó. El Gobierno francés retiró el Falcon 50 de la Fuerza Aérea que pretendía brindar asistencia médica a Betancourt y otros secuestrados. El embajador de Suiza en Colombia, Thomas Gremiger, dijo que su país no se desanima. “Había que correr el riesgo”, aseguró. Juan Carlos Lecompte, esposo de Betancourt, señaló que la rehén no debería padecer de fiebre amarilla ni de malaria, pues según su historia clínica, recibió una vacuna contra esas enfermedades en 2001. La misión de la Organización de Estados Americanos encargada de propiciar acercamientos entre Ecuador y Colombia iniciaron ayer sus gestiones y se reunieron con el canciller colombiano, Fernando Araújo. El parlamentario Augusto Posada, presidente de la Comisión Segunda de la Cámara de Representantes, dijo que denunciará ante la Corte Suprema de Justicia a la senadora Piedad Córdoba, que medió para el canje de rehénes, por traición a la patria y conspiración. El legislador considera que Córdoba, perteneciente al Partido Liberal, violó la Constitución y comprometió la seguridad del Estado. Fuente: El Nacional. Mundo/11

comparte