Fuente: Hispan TV

El comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, el general Alberto Mejía, ha desmentido este lunes que haya un plan para ‘invadir y bombardear militarmente’ Venezuela, tal y como denunciara horas antes el fiscal general venezolano, Tarek William Saab.

Crédito Archivo Semana

Crédito Archivo Semana

El alto jefe militar se ha pronunciado oficialmente poco después de que Saab, designado por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) fiscal general de Venezuela, denunciara una supuesta intervención militar contra su país.

“Tenemos tantos problemas en nuestro país que estamos dedicados y focalizados. Solo nos interesa solucionar los problemas del pueblo colombiano”, ha señalado el general Mejía en rueda de prensa al ser preguntado sobre ese tema.

El titular del Ministerio Público de Venezuela había denunciado un posible ataque preparado por Bogotá en coordinación con Estados Unidos contra la nación petrolera y advertido de que tanto la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), así como las instituciones del Estado y el pueblo “no lo permitirán jamás”.

Saab ha emitido esas declaraciones luego de que el vicepresidente colombiano, Óscar Naranjo, se reuniera el pasado fin de semana con el jefe del Comando Sur de Estados Unidos, el almirante Kurt Tidd, para hacer un balance del trabajo conjunto en la lucha contra el narcotráfico.

En otra parte de sus declaraciones, Mejía alerta que los ciudadanos venezolanos están siendo reclutados por los guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) para usarlos como “carne de cañón” en sus atentados.

El ELN, con unos 1500 combatientes, según las autoridades, es la única guerrilla activa en Colombia tras el acuerdo de paz alcanzado en noviembre de 2016 entre el Gobierno de Bogotá y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), ya desarmadas y convertidas en partido político.

Venezuela y Colombia comparten una frontera de más de 2200 kilómetros y su relación ha pasado por diversas épocas. En la actualidad la comunicación entre Caracas y Bogotá se ha tensado sobre todo por la situación en los pasos fronterizos, abarrotados de venezolanos que tratan de abandonar su país en busca de mejorar su situación.

 

comparte