Bruselas.. El zar antidrogas reiteró que Caracas apoya a las FARC. Aseguran que de aeropuertos oficiales venezolanos salen aviones con cocaína destinada a Europa. El director de la Oficina de Política Nacional para el Control de Drogas de Estados Unidos, John Walters, pidió a los países de la Unión Europea que traten de influir en el Gobierno venezolano para que deje de colaborar con el tráfico de drogas de las FARC. “Seguimos dispuestos a colaborar con Hugo Chávez, pero él rechaza trabajar con el Gobierno de Estados Unidos. Sé que algunas naciones de la Unión Europea tienen una mejor relación con él y estamos tratando de ver qué cooperación pueden brindarnos”, dijo Walters en Bruselas. El funcionario advirtió que, mientras la presencia de cocaína en Estados Unidos disminuye, aumenta el tráfico de esa droga proveniente de Colombia que pasa por Venezuela y, por vías marítimas y aéreas, va hacia Europa. Aseguró que aviones cargados de droga despegan de aeropuertos oficiales venezolanos con destino al Caribe, desde donde se distribuye a Estados Unidos y Europa. Walters reclamó a Caracas que impida esos vuelos. Según datos de Washington, la cantidad de cocaína que llegó a Europa desde Venezuela aumentó en más de 30% en 2007, para establecerse en 58.148 kilogramos, contra 43.328 kilogramos en 2006. En concreto, citó información obtenida mediante operaciones en Colombia contra altos mandos guerrilleros de ese país “que sugieren una implicación mucho mayor del gobierno de Hugo Chávez en el apoyo a las FARC”. La ayuda de Chávez, explicó, estaría aliviando las dificultades que afronta las FARC por los resultados del Plan Colombia. “Algunas informaciones recientes de los servicios de inteligencia sugieren que la guerrilla ha estado recibiendo dinero de fuentes externas para paliar sus problemas financieros”, recalcó. Coyuntura complicada. El embajador de Estados Unidos en Venezuela, Patrick Duddy, reiteró que Washington está dispuesto a renovar la cooperación bilateral en la lucha contra las drogas, aunque reconoció que no ha podido superarse la tensión entre ambos países. “Es un momento complicado para la situación bilateral. Existen estrechos vínculos entre los dos países y éstos son los fundamentos sobre los que se puede trabajar”, declaró Duddy al cerrar la despedida de 10 estudiantes venezolanos que participarán en el programa Jóvenes Embajadores 2008 en la sede principal del Centro Venezolano Americano. Aseguró que carecen de datos precisos sobre la cantidad de narcóticos que pasarían de contrabando por Venezuela, o las estrategias empleadas por el gobierno de Chávez para frenar combatir este tipo de delitos. Fuente: El Nacional.2008 Mundo/11

comparte