Fuente: Vanessa Moreno Losada, Efecto Cocuyo

“En los medios de comunicación social dicen que nosotros somos los que nos llevamos los fusiles y granadas del cuartel, pero si se rompió la seguridad de ellos, eso no es nuestra responsabilidad. A nosotros no nos interesan esas armas“, indicó uno de los líderes de los privados de libertad en la Penitenciaria General de Venezuela (PGV) en el estado Guárico.

Crédito: @juliomagdaleno

Crédito: @juliomagdaleno

Desde el martes 27 de septiembre, un despliegue militar se ha dejado ver en el municipio Juan German Roscio. Fuentes policiales indicaron que esta situación se desató luego de que las autoridades policiales conocieran que desaparecieron 84 granadas del Fuerte Conopoima, ubicado en San Juan de los Morros, ocurrida el viernes 23 de septiembre.

Dos días después, los capitanes del Ejército Jhon Alexander Carreño y Jacobo Antonio González Durán, y el teniente coronel del Ejército, Ghenhis Khan Rojas Rondón quedaron a la orden de la Fiscalía Militar 51ª Nacional. Al parecer, las investigaciones apuntaron a que el hurto era una orden del pran de la PGV.

Entre funcionarios policiales y militares se maneja la información de que será intervenida la cárcel de Guárico, para dar con las granadas hurtadas y tomar el control. La PGV es uno de los recintos penitenciarios en los que el Ministerio para Servicios Penitenciarios no ha podido implementar el Nuevo Régimen.

La versión de la toma del penal no ha sido confirmada por las autoridades del Ministerio. Sin embargo, desde el martes 27 de septiembre se ha visto un amplio despliegue en San Juan los Morros por parte de efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), Dirección Contra Inteligencia Militar (Dgcim) y  Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

La avenida Fuerzas Armadas, que comunica con el penal, fue cerrada desde la Casa Amarilla hasta después de la Universidad Nacional Experimental de los Llanos Centrales Rómulo Gallegos (Unerg). Vecinos del sector indicaron a Efecto Cocuyo que desde la noche del martes, los habitantes han tenido que desalojar sus viviendas por orden militar.

También fue trasladado de la Cárcel 26 de Julio, contigua a la PGV, el alcalde Daniel Ceballoshacia la sede del Sebin en Caracas.

Otra medida tomada en las últimas 48 horas por las autoridades militares fue la dedesalojar colegios, escuelas y liceos. Supuestamente, los “pranes” (líderes de los privados de libertad) habrían ordenado lanzar granadas a estas instituciones, estaciones de servicio yhospitales. Por esta razón, la Zona Educativa mandó a los representantes a buscar a sus hijos antes de las 10:00 am de este miércoles 28 de septiembre.

“Nosotros somos seres humanos que tenemos hermanos, hijos y esposa. Nacimos de una mujer así como usted. No somos tan despiadados para meternos con seres inocentes“, indicó uno de los cabecillas de los detenidos con el que Efecto Cocuyo tuvo un contacto telefónico.

Se conoció de forma extraoficial que dentro de la cárcel se encuentra una gran cantidad de mujeres y niños, como parte de la visita de los presos. De acuerdo con el detenido con el que conversó Efecto Cocuyo, la visita para este miércoles fue suspendida y las mujeres que habían acudido al recinto fueron detenidas; les incautaron la comida y el dinero “que llevaban para pagar los gastos dentro del penal“. “¿Cómo podemos estar de manos cruzadas si actúan así con la familia?”, exclamó el privado de libertad. Agregó que la ministra Iris Varela no ha pasado por la PGV.

Antecedentes violentos
.- Miércoles 14 de septiembre: Un artefacto explosivo fue detonado en el pabellón 3 de la cárcel. Causó al menos 11 muertos y varios heridos, la mayoría de ellos civiles que estaban en el recinto por el cumpleaños del pran Franklin “Viru Viru“.

.- Lunes 1 de septiembre: Los trabajadores de guardia del lunes 1 de agosto fueron víctimas de un secuestro que se prolongó por una semana. Era una medida de presión de losprivados de libertad para exigir el ingreso de nuevos presos.

comparte