Fuente: Anna Carolina Maier, El Estímulo

Frente a los parlamentarios miembros de la Comisión dio más detalles del caso. El militar, que aseguró que en Venezuela se ha tratado de hacer una copia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba, insistió en que la decisión de que los cubanos orienten la estrategia de las FANB es un acto político ordenado por el presidente Nicolás Maduro y que, a diferencia de otras asesorías externas que se han dado históricamente, la actual ha sido más pronunciada.

 

Crédito Andrea Hernández El Estímulo

Crédito Andrea Hernández El Estímulo

“Si políticamente el Presidente de la República -que es el comandante que nos nombraron- decide que un grupo de cubanos asesore, es el que nos va a asesorar en materia de orientación doctrinaria. Yo como militar tengo que aceptarlo, aunque (sea) por disciplina. Sin embargo, es un acto político”.

Narró que en el año 2014, cuando iniciaron las protestas estudiantiles en contra del Gobierno, le correspondió presentar ante el CEO (Comando Estratégico Operacional), del que el General Padrino López es comandante, el “concepto de empleo de la Infantería de Marina”.

Dice que en esa ocasión, cuando hizo la exposición en las llamadas reuniones de Estado Mayor, fue ante un grupo de oficiales mayoritariamente cubanos. En su exposición establecía “la estructura, los medios, despliegue estratégico, funcionamiento y doctrina” de la división. Se concluye entonces que la doctrina de la Infantería de Marina venezolana está condicionada por inteligencia cubana.

¿Quiénes eran esos cubanos?

El vicealmirante sostuvo que el oficial cubano que atendía las reuniones donde se plantea la doctrina militar es el jefe del Grupo de Cooperación y Enlace (GRUCE) cubano, grupo de coordinación y enlace entre el gobierno de la isla y la FANB.

“En ese momento era el General de División Ermio Hernández Rodríguez, no sé si todavía es. Ermio Hernández Rodríguez era en ese momento, cuando yo estaba activo, el jefe del GRUCE cubano a nivel estratégico con la Fuerza Armada, y era el que atendía ese tipo de reuniones donde se planteaba todo lo que es la doctrina militar.Otro oficial, era un hombre que había sido director de la Escuela Naval de Cuba mientras yo era director de la Escuela Naval de Venezuela, y hubo intercambio institucional entre los dos”.

Justificó que siempre en la historia del país se ha visto presencia de asesoría externa y que la orientación dependerá del Gobierno de turno, pero que actualmente roza en la injerencia.

“El Comandante en Jefe de la Fuerza Armada es el Presidente de la República y él es el que decide la dirección y la orientación de esta, inclusive a nivel estratégico. Es el que orienta esa línea de acción y si se requiere (de asesoría), como ya sucedió en el pasado. La Guardia Nacional nació del asesoramiento de la Guardia Civil española y ahí no se hablaba de injerencia”.

Acotó que en el seno de la FANB ha habido rechazo al concepto cubano. Explicó que desde La Habana ha habido un proceso “sistemático programado de desmoralización y de destrucción de la institucionalidad del cuerpo” que ha buscado que domine ese concepto, pero que no ha logrado penetrar en un 100%.

“No crea que eso ha sido fácil para ellos, ni siquiera para (Hugo) Chávez. Con todo el poder que tuvo el presidente Chávez, han tenido que hacerle cinco modificaciones a la Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional (LOFAN) (pero) poco a poco (se) van metiendo en la región, tratando de cubanizar el modelo venezolano a un modelo de base guerrillera, de guerra de cuarta generación, de la guerra del pueblo, un ejército que está dividido en regiones militares que son compartimientos estancos, muy diferente al pensamiento militar venezolano. Tanto no han podido (lograr penetrar del todo) que con todo y 17 años, todavía usted revisa la LOFAN y es un híbrido entre el modelo cubano y el modelo venezolano”.

Indicó que esto se debe a que en las reuniones donde se debaten este tipo de asuntos hay rechazo a permitir que “se haga totalizar el modelo que ellos (el gobierno cubano) querían implantar”.

Aun así asegura que ello ha llevado a choques entre la operatividad de los comandos de regiones y los comandos generales.

Defendió, sin embargo, a la FANB al decir que “a veces se juzga cuando permite cosas como estas sin comprender que eso no es una decisión de la Fuerza Armada” sino política. Puso como ejemplo que si mañana o pasado hay una transición “la nueva dirigencia puede decidir que sea asesorada por la Fuerza Armada francesa, porque a les gusta el modelo francés”.

El diputado y vicepresidente de la Comisión, Armando Armas, ha pedido un derecho de palabra de Pérez Rodríguez para el miércoles 24 de agosto.

 

comparte