Los gobiernos de Venezuela y Colombia llevan meses trabajando en distintas acciones para contrarrestar el paramilitarismo, el crimen organizado y el contrabando de extracción en la frontera entre ambos países, encuentros que tienen como objetivo garantizar una frontera de paz, donde se garanticen y se respeten los derechos de los ciudadanos, de acuerdo a lo expresado por el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Archivo-Reuters

Archivo-Reuters

La decisión de cerrar la frontera colombo-venezolana fue tomada por el jefe de Estado, Nicolás Maduro, en agosto de 2015, debido al ataque perpetrado contra efectivos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), que participaban en un operativo contra el contrabando.

En esa oportunidad, el Mandatario Nacional manifestó: “Quiero expresar mi repudio, dolor, por este ataque, esta emboscada que hubo contra tres jóvenes tenientes, unos soldados de nuestra Patria en San Antonio del Táchira. He estado siguiendo al detalle los sucesos y realmente es indignante y doloroso”.

“Yo no voy a abrir esa frontera hasta que dejen el ataque desde Colombia contra nuestra economía ¡No la voy a abrir! Diga lo que quieran de mí, pero es mi responsabilidad”, destacó el Jefe de Estado, durante el acto de celebración de los primeros diez años del Plan Siembra Petrolera, realizado el 21 de agosto de 2015.

Desde ese momento, y hasta la fecha, han sido innumerables las reuniones realizadas entre funcionarios de ambos países, para restablecer el paso fronterizo, pero el Gobierno venezolano ha dejado claro que hasta no se den las garantías necesarias, no será reabierto.

Entre los principales temas de discusión está el paramilitarismo que afecta gravemente a los ciudadanos de ambas naciones, y con el cual comerciantes y efectivos venezolanos se han visto muy afectados.

Igualmente, el contrabando es otro aspecto que ha perjudicado la economía de Venezuela, el paso ilegal de gasolina, además de productos alimenticios y de higiene elaborados en el país, ha menoscabado a la población venezolana.

Durante su Mensaje Anual a la Nación, en enero de 2016, el Mandatario venezolano informó que la frontera con Colombia permanecerá cerrada hasta que se estabilice la vida social y económica del país.

Encuentros

 

Dando los primeros pasos hacia la construcción conjunta de una nueva frontera binacional de paz, el pasado 26 de agosto de 2016, las cancilleres Delcy Rodríguez (Venezuela) y María Ángela Holguín (Colombia) sostuvieron un encuentro en suelo neogranadino, específicamente en Cartagena de Indias.

En aquella ocasión Holguín señaló, “vamos a seguir trabajando unidos con Venezuela, para combatir todos los crímenes organizados que están en la frontera y que generan tanta violencia de lado y lado”.

Por su parte, la canciller Rodríguez aseguró que como tema principal se abordó “la construcción de una frontera productiva, de paz y respetuosa de los Derechos Humanos”.

En aquel momento, las Cancilleres también acordaron establecer mecanismos directos de comunicación para abordar el tema fronterizo, con el objetivo de que la verdad sea la que se imponga frente a las falacias diarias vertidas en la opinión pública por corporaciones mediáticas.

El pasado 30 de junio, el presidente Maduro recibió al ministro para la Defensa de Colombia, Luis Carlos Villegas, quien también se reunió con su homólogo venezolano, Vladimir Padrino López.

En el mes de julio del presente año, se ha abierto de forma provisional el paso fronterizo, acción que ha sido propicia para el encuentro de las familias y por muchos venezolanos que han ido al vecino país a adquirir productos alimenticios y de higiene personal, artículos que en gran parte son elaborados en Venezuela.

Pero al cruzar la frontera se sigue constatando el duro golpe a la economía venezolano, debido al diferencial cambiario, los precios de los productos más buscados por los venezolanos adquieren un mayor costo en territorio colombiano, hecho corroborado por un equipo de la Gobernación del estado Táchira, quienes realizaron un recorrido por los sectores de La Parada, Villa del Rosario y Cúcuta.

Con respecto a este tema, el gobernador del estado Táchira, José Gregorio Vielma Mora, a través de su cuenta Twitter, informó que se “ha decidido conjuntamente NO ABRIR la FRONTERA en próximas semanas para NO perturbar los esfuerzos de ambos gobiernos por una frontera de PAZ”.

Fuente: VTV

comparte