Bogota. Casa de Nariño mantendrá acciones militares. El presidente Álvaro Uribe ratificó su disposición a conversar con el grupo subversivo, pero fustigó al ELN. Las gestiones anunciadas por Bogotá para establecer contacto directo con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, con miras a la liberación de rehenes y un pacto de paz, se vislumbran complejas por la desconfianza que distancia a las partes, y la actitud triunfalista del Gobierno colombiano, afirmaron varios analistas. El alto comisionado para la paz, Luis Carlos Restrepo, aseguró el fin de semana haber dado los primeros pasos para comunicarse con el máximo jefe de las FARC, Alfonso Cano. El presidente colombiano, Álvaro Uribe, suscribió ayer los señalamientos de Restrepo al indicar: “En el momento que las FARC quieran diálogo, estaremos dispuestos”. Sin embargo, aclaró que su gobierno no detendrá las acciones militares contra los insurgentes, hasta que no demuestren que quieren la paz. “Hay que continuar la política de seguridad democrática las 24 horas del día”, reiteró. El asesor presidencial, José Obdulio Gaviria, reveló que la Casa de Nariño siempre ha tenido contactos con Cano. “Las FARC ya están muy desperdigadas, de hecho el mando unificado ya no existe, pero eso no quiere decir que el Gobierno no esté dispuesto a hacer acuerdos con cada uno de los jefes que estén en procedimiento, o bien de liberar secuestrados, o bien de desmovilizarse y reinsertarse. Juntos o separados”, dijo. Analistas como Carlos Lozano, autorizado por el Gobierno para cooperar en la aproximación a las FARC, censuró esa actitud e indicó que puede afectar el proceso de diálogo, y subrayó que una mediación extranjera propicia la confianza entre las partes. “Ese triunfalismo exagerado, esa actitud arrogante y sostenida no creo que sirva. La oferta del Gobierno no debe plantearse como una rendición”, afirmó el dirigente comunista. Camilo Gómez, quien condujo el fracasado proceso de paz con las FARC durante el gobierno de Andrés Pastrana (1998-2002), expresó que posturas como la de Gaviria son un torpedo. “Si la política es de sometimiento, están errados”, declaró. El ex guerrillero del ELN León Valencia apuntó que una interlocución con las FARC encara grandes obstáculos. “Es posible el contacto directo, pero es muy difícil. Ojalá prime un acercamiento en la mesa de diálogo”, dijo. Restrepo justificó la negociación unilateral con la guerrilla por la pérdida de confianza en la mediación de Francia y Suiza para el canje humanitario. El embajador francés en Bogotá, Jean Michel Marlaud, admitió que la intervención de los países europeos ha quedado superada tras este anuncio del Gobierno colombiano. “No vemos que, por ahora, haya espacio para un papel de las naciones facilitadoras”, dijo. Uribe fustigó a los rebeldes del ELN, al llamarlos estafadores y recordar que las negociaciones iniciadas en noviembre de 2002, en Cuba y Venezuela, no avanzaron por divergencias en temas como un eventual desarme. Propuesta … La secretaria de Estado de España para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, dijo que si Colombia pidiera a España acoger a personas que quieren abandonar las armas tendrían que estudiarlo, siempre después de formular una petición concreta. Jiménez declaró desde Madrid que la liberación de Ingrid Betancourt “ha sido la mejor noticia que se podía recibir, porque ha puesto fin a un drama humano”. Afirmó que hay que buscar el diálogo con la guerrilla. Legión de Honor Betancourt dedica insignia a secuestrados … La ex rehén Ingrid Betancout recibió de manos del presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, las insignias de la Legión de Honor, que ella dedicó a los colombianos y en particular a sus compañeros de infortunio en la selva colombiana secuestrados por la guerrilla de las FARC. Dijo que la condecoración es para todos los que sufrieron, los que no volvieron y los que siguen cautivos y esperan recobrar la libertad. La política recibió la máxima condecoración francesa en un acto celebrado en la terraza del jardín del Palacio del Elíseo ante miles de invitados al tradicional almuerzo campestre de la fiesta nacional del país europeo. Al imponerle las insignias de Caballero de la Legión de Honor en nombre de la República en medio de los aplausos del público, Sarkozy le dijo a Betancourt: “Es usted un símbolo de esperanza”. En una entrevista radial, la dirigente reiteró que planea desaparecer por unas semanas junto a sus hijos, Melanie y Lorenzo Delloye, para tomar unas vacaciones en las que buscará reencontrarse plenamente con su familia. Fuente: El Nacional. Mundo/16

comparte