Fuente: El Nacional, Hernán Lugo  

Desde el 19 de abril, los habitantes de El Paraíso viven prácticamente en el infierno.

Cada vez que hay marchas o alguna protesta suelen ser reprimidos por la Guardia Nacional Bolivariana y grupos armados en horas de la noche.

Los centros de ataques están en la avenida Páez, pero particularmente los edificios ubicados en el tramo que va entre la avenida Washington (Puente 9 de Diciembre), que comunica esa zona con San Martín.

Los habitantes de las residencias Las Fuentes o “Los Verdes”, Paraíso Pinar, La Fuente Paraíso son blanco de disparos de armas, de perdigones y bombas lacrimógenas por más de 6 u 8 horas.

El asedio comenzó el 15 mayo en la madrugada y culminó a las 11:00 pm. “Eran las 4:31 am cuando oímos las detonaciones y solo porque ese día íbamos a ir al ‘plantón’ en la avenida Victoria. Fue un día muy tenso”, relató P. C. quien, al igual que su vecina, L. W., usa dos palabras para describir lo vivido: “Es un infierno; han sido noches de terror”.

L. W. relata que ese día no los dejaron salir, así que tocaron cacerolas y entonaron el Himno Nacional. “Quienes querían salir les tiraban bombas. Tememos por nuestras vidas; esto es angustiante”.

En “Los Verdes” viven 5.500 personas; 1.500 niños, el resto personas mayores y jóvenes, en 1.200 apartamentos. Hay una escuela de niños especiales y es sede de área administrativa del IVSS, de los archivos del Ministerio Público y del Banco Bicentenario.

“La mejor muestra que no somos violentos es que resguardamos esas instalaciones públicas y, por supuesto, nuestras viviendas”, señaló A.

R., quien anunció que mañana esperan en la zona a diputados de la Unidad para rendir honores a los vecinos y reclamar por el respeto al derecho a la vida.

El 15 de mayo, la GNB se hizo acompañar por grupos armados que portaban chalecos antibalas, armas largas y radios.

“Disparaban a los edificios sin importarles que aquí viven niños, abuelas”, lamentó C. R.

Ante el acoso, los vecinos han optado por hacer vigilias: “Montamos guardias y cerramos el acceso a la urbanización ¿Cuál es nuestro ‘delito’? Protestar contra el gobierno, pues la mayoría de los residentes de El Paraíso somos de oposición”, dijo P. C., quien en 1999 votó por Hugo Chávez, pero luego “corrigió” al ver cómo se quería imponer un modelo comunista con la Constitución.

¿Por qué El Paraíso es atacado? Los habitantes dan tres razones: 1) Es una “zona de seguridad”, asiento de la Comandancia de la GNB; 2) Por estar en el municipio Libertador, que el oficialismo se adjudica como suyo, a pesar de que en las elecciones parlamentarias perdieron el circuito; y 3) En el caso de “Los Verdes” por dos motivos: 1) Porque resguardan a quienes son perseguidos por la GNB durante las protestas; y 2) porque los colectivos quieren controlar la zona y así tener acceso a un terreno aledaño al liceo San Agustín, que funciona como estacionamiento y que es apetecido por la Misión Viviendas.

“Aquí viven miembros de colectivos que quieren ese terreno que es patrimonio de la urbanización. Ya nos quitaron una parte en el que construyeron casas para comisarios del Cicpc que, en lugar de protegernos, nos vigilan. Hay ‘patriotas cooperantes’ que nos acusan de financiar francotiradores, cosa que es mentira.

Si casi nadie paga condominio, ¿cómo va haber dinero para francotiradores, sino alcanza para colocar bombillos? Los edificios fueron pintados por Barrio Tricolor, gracias al trabajo de los consejos comunales”, dijo L. W.

En otros edificios viven igual temor. En La Fuente Paraíso el 20 de abril la GNB tumbó el portón, y el Plaza, detrás del centro comercial, quemaron la garita de seguridad y con una tanqueta tumbaron el portón principal. El 15 de mayo hirieron a un ciudadano en Residencias Victoria.

Crédito El Nacional

Crédito El Nacional

 

comparte