Bogotá. El presidente colombiano, Álvaro Uribe, llamó anoche a las Farc a hacer la paz y liberar a todos los secuestrados, tras declararse “muy contento” por el incruento rescate militar de 15 rehenes que estaban en poder de esa guerrilla. “La única factura que queremos pasar es la invitación a las Farc para que hagan la paz. Hemos mantenido siempre la disposición y que empiecen liberando a los secuestrados que aún permanecen en su poder”, dijo Uribe en una alocución radiotelevisada al país desde el palacio presidencial. Uribe dijo que aunque las fuerzas militares tenían rodeados a más de 50 guerrilleros después de que un helicóptero despegó con los rehenes, se decidió no atacarlos. “No se disparó contra el grupo guerrillero que quedó en tierra porque estábamos interesados en la libertad de los secuestrados, no en derramamiento de sangre. Además, allá quedan unos compatriotas secuestrados y queríamos enviar un mensaje, no de palabras, sino de hechos, para que traten bien a esos compatriotas y para que los regresen a la libertad”, afirmó. El mandatario además calificó de “héroes” a los militares que realizaron la operación “sin derramar una gota de sangre”. Uribe apareció acompañado por la colombo-francesa Ingrid Betancourt y once militares liberados. “En medio de nuestras flaquezas, de nuestras limitaciones, no los olvidamos un día”, dijo el gobernante con voz pausada dirigiéndose al grupo de rehenes liberados. “A las familias de quienes siguen secuestrados, nuestro compromiso, no los olvidaremos un momento hasta que todos regresen a la libertad”, agregó, aludiendo a los cautivos que aún quedan en poder de las Farc. Los quince rescatados hacían parte de un grupo de al menos 49 secuestrados que las Farc proponían canjear por unos 500 guerrilleros en prisión, tres de ellos en Estados Unidos. El mandatario colombiano se declaró muy contento, especialmente de poder dar la noticia del rescate a sus homólogos de Francia, Nicolás Sarkozy, y de Estados Unidos, George W. Bush. Uribe, quien destacó permanentemente la labor cumplida por los militares, aseguró que la operación fue un “homenaje a los derechos humanos”, que probó la “ilimitada inteligencia de los colombianos encarnada en la inteligencia del Ejército de la Patria”. Fuente: Ultimas Noticias. Pág. 62. Caracas. 03/07/08 AFP

comparte