Haití. Cascos azules intervienen. Las carreteras de Haití fueron bloqueadas por grupos de jóvenes que hicieron barricadas con cauchos viejos en Puerto Príncipe, y se oyeron disparos en urbanizaciones como Petionville, donde residen diplomáticos y extranjeros, y en diversos lugares hubo saqueos por la escasez de alimentos y el alza de los precios. Los manifestantes, enfurecidos por las medidas económicas del Gobierno en la nación más pobre del hemisferio, exigieron la renuncia del presidente René Préval, elegido en 2006. Los cascos azules de las Naciones Unidas, que protegen el palacio presidencial desde el martes, lanzaron nuevamente gases lacrimógenos en Puerto Príncipe para dispersar las manifestaciones. Desde el comienzo de la crisis ha habido 5 muertos y 40 heridos. Brasil señaló que enviará 14 toneladas de alimentos, al tiempo que Preval anunció la implementación de un programa de subvención para la producción local de arroz, leche y huevos, como un mecanismo para enfrentar la elevada inflación. El mandatario haitiano pidió a la población que mantuvieran la calma y llamó a todos los sectores del país a que establezcan mecanismos de diálogo para buscar soluciones a la inflación. Fuente: El Nacional. Mundo/11

comparte