Venezuela. Tres oficiales de la Guardia Nacional llevan 10 días en huelga de hambre, en protesta por el retardo procesal en el juicio que les siguen por tráfico de drogas. El teniente coronel William Vásquez Rodríguez, el teniente Gerardo Antonio Sepúlveda Betancourt y el subteniente Felipe Gustavo Pérez Rodríguez se niegan a comer ante el retraso de 15 meses en el proceso por la pérdida de 198 kilos de cocaína, de un alijo de 222 kilos incautados en septiembre de 2006 en el caño Mánamo, adyacente al hato Kiljosnai, en Tucupita. “Todo deriva de la presunción de un alto oficial de la GN y de los fiscales. 15 meses después la Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia ha declarado con lugar en 2 oportunidades sendos avocamientos, lo que evidencia una clara falta de probidad en las actuaciones del Ministerio Público y el Circuito Judicial”, explica en una carta Alma Betancourt, madre del teniente involucrado. El comandante Vásquez Rodríguez entregó el destacamento de Vigilancia Fluvial 911, donde permanecía la droga en diciembre de 2006. Fuente: El Nacional. Sucesos/12 J. I. M.

comparte