Caracas.. El balance oficial no incluye condenas. Sólo en la causa contra los comisarios y funcionarios de la PM se aproxima una sentencia. Casi se ha vuelto una costumbre que en la víspera de cada aniversario de los sucesos del 11 de abril de 2002 el Ministerio Público realice y divulgue algunas actuaciones con el objetivo, hasta el presente no logrado en forma definitiva, de sancionar a los responsables de los delitos cometidos, entre ellos los 19 homicidios cometidos durante el enfrentamiento de oficialistas y opositores en la avenida Baralt, en el centro de Caracas. En esta oportunidad, la novedad fue la acusación del coronel de la Guardia Nacional Juan José Gómez Angulo por las muertes de Nelson Zambrano, Luis Alberto Caro y Luis Monsalve. El balance oficial sólo refiere el estado de otras tres causas sobre otros cinco fallecimientos el 11-A: 1.– El juicio contra los comisarios Iván Simonovis, Henry Vivas y Lázaro Forero y los funcionarios de la Policía Metropolitana Arube Pérez, Julio Rodríguez, Erasmo Bolívar, Alfonso Zapata, Héctor Rovaín, Marcos Hurtado, Neazoa López y Luis Molina, por los homicidios de Erasmo Sánchez, Ruddy Urbano y Josefina Rengifo. El debate oral y público que se desarrolla en el Tribunal Cuarto de Juicio de Aragua ha sumado aproximadamente 190 audiencias y se acerca la etapa de conclusiones antes de la emisión de la sentencia. Pero el duelo inconcluso de los familiares de los fallecidos permite entender los efectos de la impunidad. Como lo expresó el 16 de marzo Argelia Duque, madre de Ruddy Urbano: “Han sido seis años de agonía”. Los 11 acusados en este caso son los únicos detenidos por muertes ocurridas el 11-A. 2.– El Tribunal Séptimo de Control de Aragua convocó para el 17 de este mes la audiencia preliminar correspondiente al homicidio de Jhonny Palencia. En esa oportunidad se decidirá si procede la acusación, por cierto formulada en abril de 2007, contra los funcionarios de la Guardia Nacional Luis Alberto Carrero, Carlos Díaz Pérez, Jaime Navas y Luis Rodríguez Valera. 3.– En cuanto al homicidio del reportero gráfico Jorge Tortoza, los resultados son menos contundentes en lo relativo a la precisión de los responsables. Se imputó a la ex fiscal Laila Hidalgo por homicidio en grado de encubrimiento, al funcionario de la PM Miguel Landaeta por alteración de acto falso y a Adán Ortiz por apropiación indebida y concusión. La Fiscalía ofreció un resumen más completo en julio de 2007, durante la audiencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que investiga la denuncia contra el Estado venezolano por los homicidios de Jesús Capote, Jhonny Palencia, Jesús Arellano, Orlando Rojas, Juan Querales, José Gamallo y Víctor Reinoso. En esa oportunidad se informó que los casos de Capote, Arellano y Rojas permanecían en etapa de investigación preliminar, lo cual significa que poco o nada se ha determinado para hacer imputaciones. Sobre las muertes de Querales, Gamallo y Reinoso se admitió que, por insuficiencia de pruebas, se archivó el caso. En estos dos últimos balances no figura información sobre las muertes de José González Revette, Pedro José Linares, César Matías Ochoa, Ángel Luis Figueroa y Alexis Bordones. Tampoco se reporta la sentencia absolutoria a favor de Richard Peñalver, Henry Atencio, Alberto Cabrices y Nicolás Rivera, que dispararon desde puente Llaguno. Pero sí otra novedad respecto de otros cuatro oficialistas que actuaron violentamente en la avenida Baralt: La Fiscalía pidió el cierre del caso contra José Ávila, Amílcar Carvajal, Miguel Mora y Aníbal Espejo. Fuente: El Nacional. Nación/4 Edgar López elopez@el-nacional.com Vanessa Gömez Quiroz. vgomez@el-nacional.co

comparte