Colombia. El presidente Álvaro Uribe dijo que prefiere las tensiones diplomáticas con los países vecinos, antes que permitir que las FARC continúen atacando desde el exterior. Sin mencionar directamente a Venezuela y Ecuador, Uribe admitió que su política contra los rebeldes tensó los vínculos con esos países, y lo justificó indicando que “el otro fenómeno que ocurría le causaba riesgos” a Colombia. “Es preferible tener que pasar por las tensiones, que estar toda la vida expuestos a los riesgos de un terrorismo refugiado y disparando desde afuera”, dijo. “No nos podemos poner con reglas de cortesía. Es preferible ponernos colorados un rato que quedarnos descoloridos toda la vida”, sostuvo. Fuente: El Nacional. Mundo/14

comparte