Fuente: MINCI

La Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) en coordinación con la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) se encuentra desplegada en 79 grandes mataderos de ganado, 316 centros de distribución de pollo y en todas las torrefactoras de café del país.

Crédito MINCI

Crédito MINCI

El anuncio fue hecho por el superintendente de la Sundde, William Contreras, quien destacó que con esto se busca atacar el origen del problema, aunque reconoció que las prácticas especulativas se desarrollan a lo largo de la cadena de producción y comercialización.

Por otra parte advirtió que la situación de especulación que vive el país no es el resultado de un desequilibrio entre la oferta y la demanda, “estamos enfrentando un ataque terrorista de precios que viene de diferentes frentes”.

Guerra Económica
“Estamos enfrentando una situación de guerra. Venezuela está sometida a un bloqueo, un embargo. No es mentira el decreto de (Barack) Obama, no es mentira el decreto de (Donald) Trump, no es mentira el ataque que se articula en contra de Venezuela para extraer sus productos y bienes desde el vecino país, no es mentira que aquí hay sectores políticos que utilizan parte de la estructura económico” para arremeter contra el pueblo.

Ademas contreras aseguró que la situación que hoy vive en el país no es consecuencia de la capacidad de respuesta de una institución o gobierno, y así lo ha entendido buena parte de la población que salió a votar el pasado 31 de julio, en los comicios para la Asamblea Nacional.

Desestabilización
En año y medio, 11.890 comercios de todo tipo en el país, entre supermercados, carnicerías, abastos, farmacias, son objeto de la mayor cantidad de denuncias en cuanto a especulación, usura, de ventas y remarcaje de precios, apuntó.

Destacó que recientemente en Carúpano, estado Sucre, se detectó el acaparamiento de 6 millones 400 mil latas de sardinas fabricadas en el año 2016; mientras que en el estado Portuguesa se descubrió el acaparamiento de 11 millones de kilos de maíz blanco y amarillo por la empresa Asoportuguesa.

comparte