02/04/08. San Antonio del Tachira. El 2 de junio de 2003, Porfirio del Carmen Dávila Arellano salió para su finca en la hacienda Santa Rosa, hacia la carretera de Rubio en San Antonio del Táchira. Eran como las 9 de la mañana. Dijo que regresaría en media hora y han pasado casi cinco años desde la última vez que su familia lo vio. Por su rescate “un grupo revolucionario colombiano” –así se identificaronexigió 300 mil dólares (más o menos 900 millones de bolívares para la fecha). Las comunicaciones se extendieron por mes y medio, a veces se efectuaban hasta tres contactos diarios. “Nosotros pedimos fe de vida y ellos ofrecieron que tomarían una foto de papá con el periódico del día para luego hacer la entrega mientras les dábamos el dinero”, cuenta su hijo Porfirio Dávila, médico veterinario del Táchira y miembro de “Venezuela Libre de Secuestros”. El mismo Cicpc les dijo que había sido la insurgencia colombiana, dada la cercanía de la finca con el Páramo del Tamá, donde presuntamente desde hace tiempo se encuentra un enclave del Ejército de Liberación Nacional (ELN). El ex ministro Carreño y luego Rodríguez Chacín, le prometieron a su familia que pronto su caso estaría resuelto, pero sigue en cautiverio, al igual que 25 personas más de ese estado andino. Fuente: Tal Cual. Pág. 19. Caracas 02/04/08

comparte