Caracas. E l Presidente Hugo Chávez le pidió ayer a su homólogo colombiano Álvaro Uribe que ponga en su sitio al ministro de Defensa José Manuel Santos, a quien tildó de “francotirador y guerrerista”. El ministro de Defensa de Colombia “se ha convertido en francotirador. Uribe y yo hablamos el jueves pasado por más de dos horas y decidimos voltear la página. Sin embargo, poco después sale el ministro Santos y dice que Venezuela es enemiga de Colombia”, dijo Chávez en el marco de la V Cumbre Extraordinaria de Petrocaribe, celebrada en el Palacio de los Eventos de Maracaibo. El mandatario venezolano instó a Uribe a que frene a Santos. “Que ponga en su sitio al Ministro porque está tiroteando los acuerdos que hicimos”. Chávez añadió que detrás de las declaraciones de Santos está la mano de Estados Unidos. “El jefe de Santos es United States”. Según el mandatario, el ministro de Defensa colombiano procede de una de las familias más ricas de ese país y aspira a la Presidencia. Chávez añadió que si un ministro de su cartera diera unas declaraciones similares a las que de Santos ya estuviera destituido “pero no me quiero meter en esas cosas. Él dice que yo soy el enemigo número uno de Colombia. Es un guerrerista”. Por su parte, el gobierno de Uribe emitió un comunicado en el cual pide total prudencia a los funcionarios para lograr la normalización de las relaciones. MÁS POLÍTICA QUE PETRÓLEO En la Cumbre de Petrocaribe participaron 17 países de la región. La cita tuvo tintes de cónclave ideológico, pues los mandatarios se centraron en temas como el consumismo, el imperialismo y el capitalismo más que en el debate de las políticas petroleras. Chávez dijo que “debemos convertir Petrocaribe en un escudo antihambre” y llamó a la creación de fondos especiales y un consejo agrícola. Luego de que Rafael Ramírez leyera el informe, a Chávez le dio por criticar al imperio y a la oposición. También se tomó la libertad de proponer los juegos deportivos de Petrocaribe, contó cómo ponchó a Fidel Castro, recitó poemas de Neruda, recordó a Sammy Sosa y Juan Marichal y desempolvó su tesis del envenenamiento del cual fue víctima Simón Bolívar. Chávez explicó que la crisis económica mundial es de mayor magnitud a la Depresión de 1929. “Es la sumatoria de un conjunto de crisis. Cuando cae la URSS y se plantea la hegemonía del pensamiento único entramos a la fase del neoliberalismo salvaje. La fase superior de locura del capitalismo y del imperialismo: Se desterró la política y se le dio primacía al mercado. Vino a la ofensiva de las grandes trasnacionales a adueñarse del mundo”, dijo. Asimismo, Chávez calificó de “ignominia” las críticas que desde la oposición cuestionan su política de solidaridad energética. No aceptó que le dijeran que dejara de “regalar” el petróleo. “A esto no hay que quitarle la vista porque es una batalla política. El día del golpe de Estado uno de los primeros anuncios que hizo el gobierno que se instaló apoyado por Estados Unidos fue que no habría ni una gota más de petróleo para Cuba”. Durante la Cumbre, se acordó que los países de Petrocaribe pagarán 40% de la factura petrolera a 90 días y el otro 60% será financiado a 25 años con una tasa del 1% anual, si el precio del barril supera los 100 dólares. En la cumbre intervinieron el presidente de Nicaragua Daniel Ortega, el primer ministro de San Vicente y Granadinas Ralph Gonsalves, el presidente de República Dominicana Leonel Fernández, el presidente de Guatemala, Álvaro Colom y el vicepresidente cubano Carlos Lage, entre otros. En esta V cumbre se incorporó Guatemala e ingresó Costa Rica como observador. Fuente: Tal Cual.Pág. 32. Caracas 14/07/08.

comparte