Bogotá. En una operación de película, con inteligencia y sin un hacer un solo disparo, las fuerzas militares de Colombia rescataron ayer a 15 rehenes de la guerrilla de las Farc, incluidos la política Ingrid Betancourt, tres estadounidenses y 11 efectivos del Ejército y de la policía. En la operación bautizada Jaque, el Ejército consiguió engañar a la guerrilla de las Farc e infiltró la cúpula de ese grupo, según el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos. Los militares infiltrados convencieron a los rebeldes de reunir a los secuestrados, quienes estaban divididos en tres grupos, para llevarlos en un helicóptero de una organización humanitaria ficticia –realmente pertenecía al Ejército– y entregarlos al líder de las Farc, Alfonso Cano. “Esta fue una operación sin precedentes que pasará a la historia por su audacia”, dijo el ministro. Relató que los servicios de inteligencia del Ejército lograron infiltrar al menos a uno de sus hombres en la “primera cuadrilla de las Farc, la misma que ha mantenido durante los últimos años a un grupo numeroso de secuestrados en su poder”, explicó. “Como los secuestrados estaban divididos en tres grupos, se logró que se reunieran en un solo sitio y luego que se facilitara su traslado al sur del país, para que supuestamente pasaran directamente a órdenes de Alfonso Cano”, nuevo líder del grupo guerrillero. Santos aseguró además que “a través de diferentes procedimientos se logró también infiltrar el Secretariado”, el mando central de las Farc, pero no dio detalles. “Se coordinó que el propio alias César y otro miembro de su estado mayor viajaran con los secuestrados para entregárselos a Cano”, agregó. “El helicóptero, que en realidad era del Ejército nacional y recogió a los secuestrados. Fuente: Ultimas Noticias. Pág. 58. Caracas. 03/07/08 AFP/REUTERS

comparte