02/04/08. Moscú. La aviación naval de la Flota rusa del Pacífico resolvió con excelente operatividad las misiones que se le encomendaron durante ejercicios recién concluidos en esa zona, aseguró hoy una fuente militar. El portavoz del cuerpo armado, Román Mártov, explicó que además de las tripulaciones de los helicópteros y aviones entraron en acción fuerzas de desembarco en naves antisubmarinas. En las maniobras se realizaron prácticas de tiro con cohetes, torpedos, proyectiles de artillería, y fueron buscados, localizados y “destruidos” sumergibles enemigos, afirmó el oficial. Cada año crece el número de entrenamientos prácticos en la Flota, incluidas operaciones conjuntas con fuerzas de los países de Asia-Pacífico, agregó el especialista. Mártov recordó que en 2008 los aviones de la Flota del Pacífico reanudaron el patrullaje permanente sobre esta zona del planeta. Las maniobras en esta parte del mundo posibilitaron también a las Fuerzas Armadas rusas probar la eficacia de los misiles tácticos Tochka-U (SS-21 Scarab, según clasificación de la OTAN). Estos sistemas son cohetes de combustible sólido y carga convencional, cuyo alcance de hasta 120 kilómetros permite destruir aeródromos, bases militares, radares, arsenales y tanques de combustible. Moscú probó satisfactoriamente a mediados de 2007 el nuevo misil táctico-operacional R-500 del sistema Iskander, del tipo crucero, capaz de destruir sistemas de defensa antimisiles y antiaéreos con mucha eficacia. Su alcance inferior a los 500 kilómetros no viola acuerdos internacionales en vigor y lo convierte en el arma idónea para neutralizar eventuales sistemas de defensa antimisiles emplazados en las proximidades occidentales de Rusia. Fuente: Prensa Latina.

comparte