Caracas. La abogado Rocío San Miguel, presidenta de la ONG Control Ciudadano, afirmó que la Ley de Inteligencia y Contrainteligencia aprobada por el presidente de la República, Hugo Chávez, vulnera varios principios jurídicos y que varias organizaciones no gubernamentales divulgarán la “peligrosidad” de este instrumento. “Esta ley trastoca derechos fundamentales como el debido proceso, presunción de la inocencia e independencia del poder Judicial y no ha habido un pronunciamiento de la Defensoría del Pueblo”, manifestó. Aseguró que 15 Organizaciones no Gubernamentales de derechos humanos se han planteado dar a conocer “la peligrosidad” de este estatuto para los venezolanos, además de solicitar expresiones de pronunciamiento por parte de los poderes públicos. Aclaró, sin embargo, que hasta ahora esta legislación no establece control alguno, reglamentación ni limitaciones en el funcionamiento de los servicios nacionales de inteligencia. “No hay ni un órgano de control interno, ni órgano de control externo que aparezca en esta ley para vigilar el funcionamiento de este servicio”, precisó. Fuente: Unión Radio.

comparte