Armamento, tanques, uniformes verde oliva e incluso franelas con los ojos del presidente Hugo Chávez, desfilaron en cadena nacional durante casi dos horas. Sin embargo, durante el Ejercicio de Acción Integral Independencia II 2016, hubo más que una escenificación de preparación militar. Para la presidente de Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional, Rocío San Miguel, hubo un mensaje muy claro. “Las armas de la República están en las manos de la Revolución, que no es lo mismo que decir que están en manos de la FAN“, aseguró.

Crédito Efecto Cocuyo

Crédito Efecto Cocuyo

El acto, que unificó a 520 mil combatientes de la FAN, la Milicia Bolivariana, las Unidades de Batalla Bolívar-Chávez y hasta los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), fue realizado en el estado Vargas; mientras que el entrenamiento fue transmitido desde el Fuerte Paramacay.

El presidente Nicolás Maduro aseveró que este ejercicio militar sería el más grande de la historia. Sin embargo, lejos de esta afirmación, Rocío San Miguel precisó que fue todo lo contrario: una muestra de la debilidad de la FAN.

“Lo que hemos visto el día de hoy ha sido una práctica destinada a incorporar a la FFAA como soporte logístico de la actuación de los Clap, las Ubch, la Milicia Bolivariana y demás  fuerzas de poder popular chavista“, advirtió.

Señaló que la creación de lo que calificó como un “nuevo esquema logístico partidista” no defendería los intereses del Estado, sino a la Revolución. “Esto queda en evidencia, porque las autoridades municipales y estatales fueron excluidas del acto de defensa nacional”, dijo la abogada y defensora de DDHH.

Aunque Venezuela ha realizado anteriormente este tipo de ejercicios, incluso con la participación de otros países a manera de exhibir la operatividad de las fuerzas de defensa, el acto de este sábado 21 de mayo fue emblemático para San Miguel.

“Fue en un estadio cerrado, con un público vestido con camisas rojas, rodeados de estos grupos que son las FAN y las UBC, armadas con fusiles al aire. Más que fortaleza, Maduro lo que demostró fue una profunda debilidad”, dijo. Toda esta “escenificación”, ratificó, sucede en el contexto del referendo revocatorio y del malestar social.

La escenificación contó con un despliegue de las distintas fuerzas que integran la unión cívico militar. En la demostración ejemplificaron el operativo de defensa frente a una posible amenaza interna o externa, control de manifestaciones o una invasión. “No es un acto de represión”, señaló, “es un ejercicio que se hace todos los años y que, aunque Maduro dijo que sería el más grande, se ha visto más debilitado que en años anteriores”.

A pesar de mostrar un mismo mensaje, San Miguel señaló que hubo dos tipos de discursos presentes en el Ejercicio de Acción Integral Independencia II 2016. El primero, fue la línea que siguieron algunas figuras del chavismo, como el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, en defensa de la nación.

El segundo, el de Elías Moreno Martínez, quien comanda la Zodi Monagas e hizo un llamado a detectar actores contrarrevolucionarios. Ya no refiriéndose a amenazas externas. “Este tipo de declaraciones deben ser repudiadas”, sentenció San Miguel. “La práctica de hoy no fue un ejercicio militar“.

Fuente: Efecto Cocuyo

comparte