Caracas. La representante de la ONG Control Ciudadano Rocío San Miguel considera que el giro de 180 grados del Presidente Chávez con respecto a la cooperación en la lucha antidrogas con Estados Unidos se debe a una debilidad internacional y la pérdida de popularidad por la forma como se ha tratado la relación con Colombia. San Miguel advirtió que los efectos del conflicto colombiano están ingresando a Venezuela y hay que exigirle al Jefe de Estado, en el marco de la visita del Presidente Uribe, que se adelanten mecanismos en este sentido. En su opinión, el Presidente Chávez puede estar viendo el fin del conflicto en Colombia y ha hado varios muestras de ello. San Miguel señaló que no hay control democrático en la Fuerza Armada Nacional porque no existen controles de otros poderes en el país y resaltó que viene un cambio generacional en esa institución. Indicó que la fuerza armada venezolana es la mejor preparada de la región y que cada día es más evidente una politización en su interior que molesta a los uniformados institucionales. San Miguel dijo acerca de la situación en la que se vio envuelta en días pasados que espera que se realice una investigación seria e imparcial sobre una acción que fue intimidatorio y en la cual no se descarta ninguna hipótesis. JMS Globovisión Publicado el 07-07-2008

comparte