Caracas. Reunión en Caracas. El gobernador de Nuevo México aboga por la intervención del Presidente para liberar a tres estadounidenses. Bill Richardson fue recibido en el Palacio de Miraflores por el presidente Hugo Chávez. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y el gobernador de Nuevo México, Bill Richardson, se reunieron ayer para hablar sobre una fórmula que consiga la liberación de tres estadounidenses secuestrados por las FARC. Chávez, antes de reunirse con el gobernador y ex aspirante a la candidatura presidencial del partido Demócrata en Estados Unidos, manifestó que lo recibía con mucho gusto, aunque por los desencuentros que ha tenido con el Gobierno de Colombia por su papel como mediador dijo: “No sé si podré seguir ayudando. Es un tema interno de Colombia”. Las FARC secuestraron en 2003 a los estadounidenses Marc Gonsalves, Thomas Howes y Keith Stansell, contratados por el Departamento de Defensa de su país para labores antinarcóticos en Colombia. Viajaban en un avión que cayó por razones no precisadas en las selvas colombianas. “Yo creo que el presidente Chávez puede ayudar y tener un papel importante. Estoy aquí por las familias, no soy enviado oficial del Gobierno de Estados Unidos ni de la OEA”, manifestó el gobernador en el Palacio de Miraflores. Añadió: “He sostenido una reunión muy productiva con el presidente Chávez. Me preocupan los secuestrados estadounidenses, me preocupa Ingrid Betancourt y los demás secuestrados colombianos. Es una situación humanitaria”. Fuente: El Nacional. Mundo/15

comparte