Representantes y trabajadores del sector agroalimentario rechazaron la resolución 9.855 que obliga a las empresas públicas, privadas, de propiedad social y mixta a suministrar la cantidad de empleados que se requiera para impulsar la producción agroindustrial.

Crédito Archivo La Verdad

Crédito Archivo La Verdad

Jean Carlos Díaz, director del sindicato de trabajadores del maíz en Bolívar, aseguró que los empleados se declararon en “Desobediencia” contra el decreto publicado en gaceta oficial N° 40.950, con fecha de 22 de julio del presente año, según informa El Nacional.

Francisco Martínez, presidente de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras), consideró arbitraria la medida pues agudizará la escasez de productos de la cesta básica al intervenir en la operatividad de las empresas apropiándose de sus empleados.

Martínez denunció que la confiscación “de empresas, mercancía, producción y equipos del sector privado es sometido ahora a la confiscación de su mano de obra calificada”.

El presidente de la asociación informó sobre la posibilidad de que el Gobierno ordene a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) reclutar a obreros de las plantas para recuperar empresas que el mismo presidente llevó a la quiebra.

Fuente: La Verdad

 

comparte