Mercedes De Freitas, directora ejecutiva de la ONG Transparencia Internacional, organización que ubicó a Venezuela entre los países con “una alta vulnerabilidad para casos de corrupción” en el ámbito militar, expresó que en el mundo ya no es aceptable la opacidad en las operaciones castrenses.

Crédito: Runrunes

Crédito: Runrunes

El Índice Anticorrupción del Sector Defensa en Gobiernos destacó la falta de controles previos y posteriores a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y el secretismo alrededor de la amplia lista de compra de armamento iniciada por Hugo Chávez y seguida por el presidente Nicolás Maduro, según reseña El Nacional.

Entre 21 y 22 de mayo la FANB desplegó 520.000 combatientes en el ejercicio militar Independencia II-2016, haciendo alarde de su poder de fuego ante presuntas amenazas internas y externas. El cálculo que se maneja es que en esas maniobras el Ejecutivo gastó entre 20 millones y 26 millones de dólares. No obstante, desde hace 16 años ni Chávez ni Maduro han informado con precisión sobre el costo de los equipos y sistemas que maneja el conglomerado castrense, al que se le ha anexado la Milicia.

Sólo el informe del Presupuesto de la Nación para el 2016 ofrece detalles sobrelos recursos con los que cuenta el Ministerio de Defensa. Allí se indica que este año se le asignaron 85,3 millardos de bolívares; es decir 4 veces más que el monto destinado al Ministerio de Alimentación, que recibió 21,4 millardos de bolívares.

De Freitas expresó que “el secretismo militar genera discrecionalidad y da pie al abuso y la corrupción. Se debilita totalmente el poder del ciudadano como eje y dueño de lo público y predomina el sector militar y su pensamiento frente al civil-democrático”.

En contraste, otros países de América Latina hablan públicamente sobre los contratos militares. Rocío San Miguel, directora de la ONG Control Ciudadano para la Seguridad y Defensa, apuntó hacia Brasil e indicó que es una referencia porque sometió al debate público la renovación de su aviación de combate. “Las compras de sistemas de armas no son secretas en los países democráticos”, acotó.

Asimismo, subrayó que el secreto militar, como argumento, no es aplicable a Venezuela ya que no hay una ley de clasificación de la información.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Defensa del Parlamento, Edgar Zamprano, aseveró que para obtener información sobre el gasto militar se requiere la autorización del jefe del Estado y a pesar de que se han enviado peticiones escritas, el seguimiento y el control están limitados: “Se impone el secreto arcano”.

El analista José Rivas Leone también se refirió al tema, argumentando que “la ausencia de controles sobre las negociaciones es consecuencia de la pérdida de la subordinación militar al mundo civil”. “Medina Angarita y López Contreras, siendo militares, fueron profundamente civiles. El control sobre la Fuerza Armada no solamente se perdió sobre la dotación, sino también sobre los ascensos. Todo se invirtió para mal y contradiciendo la tendencia mundial”, agregó.

Rafael Uzcátegui, miembro de la ONG venezolana Laboratorio de Paz, manifestó que solo es posible tener acceso a la información que lleva el Instituto de Investigaciones de la Paz de Estocolmo (Sipri). El organismo internacional señaló que en 2015 Maduro destinó 162 millones de dólares al gasto militar.

De la inversión militar de 2,4 millardos de bolívares, prevista en el presupuesto nacional de este año, se destinarán a 21 sistemas no identificados. En el mismo documento se aclara que el país ya había desembolsado 19 millardos de bolívares.

“Por la memoria y cuenta del Ministerio de la Defensa no se pueden obtener los datos del gasto, las cifras se ocultan con el criterio del secreto militar y la soberanía del Estado.El objetivo de estas operaciones es intimidar a la población, es bastante improbable que haya una invasión en los términos que denuncia el gobierno. Se preparan para cualquier estallido social”, señaló Uzcátegui.

Aemás, según remarcó, la compra de armas a Rusia y China forma parte de un paquete más grande. “Hay gente beneficiada con este negocio”, dijo .

Puso como ejemplo las armas de la FANB halladas durante las Operaciones de Liberación del Pueblo. El 11 de mayo el jefe del comando de operaciones de la Guardia Nacional Bolivariana, general Sergio Rivero Marcano, dijo que fueron incautados chalecos antibalas, fusiles de fabricación rusa y belga, además de municiones en El Valle, Coche, El Cementerio y la Cota 905.

Fuente: El Venezolano News

comparte