Quito/Bogotá. La crisis entre los gobiernos de Ecuador y Colombia recrudeció ayer cuando las autoridades de Quito resolvieron mantener la ruptura de relaciones, en réplica a la decisión colombiana de suspender un intercambio de notas diplomáticas y el restablecimiento de vínculos a nivel de encargados de negocios. El presidente Rafael Correa anunció la ruptura de relaciones, tras el ataque militar en Ecuador en el que murió “Raúl Reyes”. Después de un proceso diplomático se llegó a un acuerdo para intercambiar notas diplomáticas abogando por el restablecimiento de vínculos y, luego, para nombrar a encargados de negocios, lo que iba a suceder en estos días. Ayer el canciller colombiano Fernando Araújo, anunció la suspensión de esas medidas, al declararse indignado por declaraciones del presidente Correa en las que, afirmó que en el ataque se usaron bombas estadounidenses y que hubo personas masacradas por los militares colombianos. Ante ese anuncio de Araújo, Ecuador decidió “no restablecer las relaciones con Colombia”. “Ellos han hablado de postergar la decisión, nosotros hemos decidimos no restablecer las relaciones con Colombia”, dijo la cancillera, María Isabel Salvador. CHOQUE VERBAL EN WASHINGTON El embajador de Colombia Camilo Ospina acusó a Nicaragua, ante la Organización de Estados Americanos (OEA), de “promover y hacer apología de grupos terroristas”, al imputarle apoyo al grupo guerrillero Farc. Por su parte, el embajador de Nicaragua, Denis Moncada, replicó afirmando que el gobierno del presidente Álvaro Uribe es “un buen alumno” de Estados Unidos, y reivindicó el derecho de su gobierno de dar asilo político en base a las leyes internacionales. La polémica entre los representantes de Colombia y Nicaragua no será incluida en el temario de la OEA para una próxima reunión y sólo quedará registrada en el archivo de los debates del Consejo Permanente del organismo. Fuente: Ultimas Noticias. Pág. 62. Caracas. 25/06/08 ANSA

comparte