10/04/08. Porlamar. Una comisión de 15 funcionarios del Cicpc-Caracas, al mando de los comisarios Alexander Pérez (Homicidios) y Douglas Rico (Robos) fue enviada a la población de El Tigre (Anz) para investigar el asesinato del comisario José Jesús Acosta Millán (43), comandante de la policía municipal, ultimado de 12 balazos de fusil el martes en la mañana. Los efectivos estiman que los asesinos son los mismos que el 21 de septiembre de 2007 le quitaron la vida, también con disparos de fusil, al inspector Víctor Palmar Infante en la avenida El Vea de El Tigre. Duelo. El cadáver del jefe policial fue trasladado a su región natal, Nueva Esparta. La calle Maneiro de Los Millanes, población cercana a Juangriego, fue cerrada para despedirlo hacia su última morada en el cementerio de su pueblo entre las lágrimas y el dolor de sus familiares y amigos. La casa de su madre, Olimpia Millán de Acosta, se llenó de familias consternadas por el trágico final de uno de los millaneros más apreciados y queridos en su pueblo. “Cuando él llegaba aquí era como una fiesta patronal. Era muy querido. Compartía con todo el mundo, incluso le mandaba a comprar botellas a los borrachitos. Era una persona humilde y humana”, comentó sin poder contener el llanto Josibel Narváez, una de sus primas. Sus compañeros de trabajo, quienes se hicieron presentes desde El Tigre, lo recuerdan como el hombre que bajó los altos índices de criminalidad que encontró en el municipio Simón Rodríguez de Anzoátegui, “lo que le costó la vida”, manifestó el comisario Alexander Hernández, director de Personal de la Policía de Simón Rodríguez. “El comandante Acosta había logrado bajar los robos de vehículos y asaltos bancarios por remesas de nóminas. A los agentes policiales les puso chalecos antibalas para que salieran a la calle a combatir el hampa”, agregó. Dijo que los autores materiales e intelectuales del hecho son líderes de bandas organizadas que operan en la zona, quienes se vieron contra la pared cuando Acosta dijo a los medios: “Los delincuentes tendrán que irse de El Tigre”. También se ha implementado un amplio despliegue policial en la zona para dar con los asesinos. Acosta Millán tenía a su cargo un cuerpo policial con 320 efectivos, lo que se quedaba corto para los 450 mil habitantes de El Tigre distribuidos en 165 sectores. Fuente: Ultimas Noticias. Pág. 26. Caracas. 10/04/08

comparte