Fuente Asamblea Nacional

Para el presidente de la Asamblea Nacional, diputado Henry Ramos Allup (Unidad/Dtto. Capital) la consagración del fuero militar y la pérdida del control civil sobre las Fuerzas Armadas resulta muy alarmante para la sociedad venezolana.

Credito Asamblea Nacional

Credito Asamblea Nacional

Estos señalamientos fueron ofrecidos durante la instalación del Foro “Venezuela Transiciones militares, retrospectiva y perspectivas”, que fue organizado por la Comisión Permanente de Defensa y Seguridad del parlamento y la asociación civil Control Ciudadano, en los espacios del Salón Bicentenario en el Palacio Federal Legislativo.

“Las cosas que no están en la Constitución pero que operan en la práctica son la adjetivación y apellidación –no sé si esta última palabra cabe- de las Fuerzas Armadas, en términos distintos a como lo establece la Carta Magna, así como una figura verdaderamente estrafalaria, que se llama alianza cívico-militar, que ha significado una intromisión indebida”, afirmó ante los participantes del foro.

Agregó que ni siquiera en la época de la dictadura formal de Pérez Jiménez, las Fuerzas Armadas tuvieron un papel tan preminente en aéreas específicas reservadas y secularmente ejercidas por el poder civil, en materias como hidrocarburo, gas, minería, distribución de alimentos, además del patrimonio o del ejercicio exclusivo de la represión legal.

“No se trata de que los militares sean inferiores y los civiles superiores, somos distintos,  y es tan absurdo que los militares ejercieran funciones de gobierno civil, como también lo sería que los civiles ejerciéramos funciones especificas de los militares” indicó Ramos.

Ahora el Parlamento no está bajo el control militar, “como lo dijimos desde el momento de nuestra juramentación el 5 de enero pasado, aquí las cosas cambiaron, cambiaron de verdad, verdad, para que este fuera un recinto en el que se discutieran y se trataran libremente todas las materias que debe conocer un Parlamento”.

También enfatizó que la Constitución de 1999 tiene que ser objeto de una revisión muy profunda, de una reorientación en varios sentidos; en uno incluir cosas que no están y en otro suprimir cosas que están. Una de las preocupaciones del líder del parlamento es lo que denomina  el “hiperpresidencialismo” en el país.

Exhortó a que las conclusiones del foro no solo deben para la Asamblea, sino también para la sociedad civil en general.

comparte