En una gran fiesta del pueblo sucrense, en la que se celebró la unión cívico-militar, se conmemoraron los 200 años del Decreto de Abolición de la Esclavitud en tierra sucrense, cuyo escenificación se centró en la ciudad de Carúpano, adonde el Libertador Simón Bolívar arribó el 2 de junio de 1816 para llevar y dar el ejecútese a la proclama de libertad.

La programación se inició con una feria de sabores afrosucrenses y la presentación de danzas y grupos musicales en Carúpano, actividad en la que la colectividad tuvo la oportunidad de degustar delicias autóctonas de la entidad y apreciar los ritmos y compases musicales que le identifican y dan el gentilicio al suelo natal del Gran Mariscal de Ayacucho.

Luego se llevó a cabo la colocación de ofrendas de flores silvestres en la Plaza Bolívar de la jurisdicción sucrense con la participación del gobernador Luis Acuña y el comandante general de Armada Nacional Bolivariana, Franklin Montplaisier, orador de orden y a quien se le otorgó la Orden José Francisco Bermúdez en su primera clase.

En esta ceremonia, en la que también estuvo presente el Coordinador del Instituto de Estudios Étnicos, José Medarno Tamanaico, destacó la actuación del cultor y cantante Pollo de Cariaco, quien dedicó unas décimas al almirante Montplaisier.

Un emotivo desfile

El desfile cívico-militar contó con la presencia del vicepresidente de la República, Aristóbulo Istúriz; el gobernador Acuña Cedeño; el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López; y el comandante general de la Armada Nacional Bolivariana, Franklin Montplaisier; entre otros.

La marcha y el trote de los efectivos de los componentes de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, acompañados por representantes de las comunidades organizadas e instituciones gubernamentales, conmovieron a la población, que con alegría, aplausos y vítores saludó su paso por el Complejo Recreacional Rafael Montaño, en la avenida Perimetral de Carúpano.

“Hoy celebramos con orgullo esta fecha histórica, en la que un hombre con grandes ideales le promulgó a la mano de obra negra esclavizada su derecho a la libertad. Hoy es un día para la reflexión profunda de todos los hombres y mujeres amantes de la libertad”, fueron las palabras de inicio del discurso del Vicepresidente de la República.

En su alocución, Istúriz repasó por la historia y los hechos que confluyeron en la promulgación del Decreto de Abolición de la Esclavitud en Venezuela.

“Hoy, como ayer, debemos ir a la calle y a la carga, a la nueva Batalla de Carabobo. Vamos a construir la victoria por la patria. El cuadro que vivieron los afrodescendientes de esclavitud y sometimiento al momento del arribo del Libertador a Carúpano es el que se pretende continuar con nuestro pueblo. Esa lucha no ha concluido, la independencia es un hecho inconcluso”.

Asimismo, hizo referencia a los nuevos ataques que se gestan desde ejes de poder imperial en contra de la patria de Bolívar, para socavar con la Revolución Bolivariana y tratar de reinstaurar el coloniaje en la región.

“¿Vieron cómo desde la OEA, convertida en un aparato al servicio del imperio, se pretendía manipular a nuestros pueblos para someter a uno de los países que ha estado a la vanguardia del proceso de emancipación en América Latina? Lo hicieron con Argentina, Honduras, Paraguay y Brasil, y ahora pretendían hacerlo con Venezuela, pero el pueblo en la calle los frenó y ese pueblo debe seguir en la calle”.

En este sentido, Istúriz convocó a fortalecer la unión del poder popular y las fuerzas militares para defender la soberanía de Venezuela. “Asumamos hoy, con este acto, el compromiso de mantenernos en la calle para defender la independencia, el valor más importante legado por nuestro Comandante Eterno, Hugo Chávez Frías, y por nuestro Libertador Simón Bolívar”, enfatizó.

Fuente: AVN

comparte