05/04/08. Caracas. Ninguno de los jefes policiales del Cicpc, Policía Metropolitana o la Disip quisieron ayer emitir declaración oficial sobre los sucesos violentos acaecidos este jueves en la parroquia 23 de Enero. Sin embargo, un alto jefe de la Disip aseguró extraoficialmente que las investigaciones en torno a la colocación de artefactos explosivos en diferentes puntos de la ciudad continuarán, a pesar de las protestas que organicen pequeños grupos interesados en que las pesquisas cesen. Explicó que la tranca en el 23 de Enero no contó con suficiente convocatoria, tomando en cuenta la población de estos sectores. “Vamos a realizar los allanamientos que sean necesarios. Grupos anárquicos no son quienes para decidir lo que debemos hacer. Investigaremos a todo aquel que guarde relación con el caso”, dijo. Por su parte, autoridades del Cicpc explicaron que ellos no se involucraron con la acción –a pesar de estar en presencia de los delitos de porte ilícito de armas de fuego e intimidación pública– debido a que este cuerpo sólo actúa cuando hay un hecho penal o investigación criminal de por medio. “Somos una policía investigativa, no preventiva”, comentó uno de los jefes de la institución. La comunicación con el director encargado de la PM, comisario Víctor Rey, no fue posible. Voceros extraoficiales criticaron la presencia de personas armadas y encapuchadas en lo que era una manifestación “pacífica”, pero no explicaron por qué no actuaron. Entretanto, Antonio Pujol, director de la Policía Municipal de Caracas, dijo que sus funcionarios no actuaron porque quienes manifestaban estaban “mejor armados” que ellos. “Era mejor evitar enfrentamientos, porque estábamos en presencia de una situación delicada que debía ser atendida por la PM y la GN. Además, por ley nosotros somos una policía administrativa, sin pertinencia en actividades de orden público”, dijo. DEVUELVEN ARMA ROBADA La pistola Glock calibre 9 mm de la que fue despojado un funcionario de la PM por encapuchados la mañana del jueves fue devuelta a la PM. Los revoltosos establecieron contacto con las autoridades y a altas horas de la noche trasladaron a un comisario con los ojos vendados y esposado hasta el 23 de Enero, donde le entregaron el arma. Fuente: Ultimas Noticias. Pág. 26. Caracas. 05/04/08 D’yahana Morales.

comparte