Caracas. La presidenta de la ONG Control Ciudadano para la Seguridad Rocío San Miguel señaló que las declaraciones del presidente Chávez del pasado domingo sobre las FARC representan un giro de 180 grados con respecto a su política en esta materia en los últimos nueve años. San Miguel saludó que el Presidente pidiera la liberación de los rehenes y era inadmisible que tratara de fortalecer la posición política de las FARC. En su opinión, este cambio de política genera la adopción de normas de enfrentamiento por parte de la FAN en la frontera. San Miguel cree que las rectificaciones del Jefe de Estado durante la última semana tienen que ver con algo de fondo que desconocen los venezolanos. Calificó a la Ley de Inteligencia como un insulto a los derechos humanos. Dijo que no se trataba de un error y que tenía una intencionalidad. Su objetivo, según expresó, era criminalizar a la disidencia. San Miguel sostuvo que la Ley se echó para atrás por la presión de la sociedad civil, la Iglesia y los medios de comunicación. Fuente: Globovisión JMS

comparte