Caracas. El presidente Chávez, mientras promulgaba la Ley de Policía Nacional, hizo un intento por revertir las reacciones que causó la “policía subversiva” que quiere el ministro Rodríguez Chacín, quien salió al paso para justificar tal “subversión” con la idea de “cambios profundos”, como la “demolición de este sistema capitalista”. Quedó ratificado entonces, en palabras del Primer Mandatario, que la ruptura del orden establecido debe ser apoyada. Mientras el ex comisario del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, Elisio Guzmán, escuchaba los discursos de Chávez y del ministro de Relaciones Interiores y Justicia, Ramón Rodríguez Chacín se preguntaba: “¿Hacia dónde vamos?”. Chacín se manifiesta preocupado por la “politización” de los cuerpos de seguridad del Estado y critica: “No deberían utilizar a las policías para eso. Al día, dos personas pierden la vida en este país. A la gente no le importa si es comunal, endógena, autárquica o subversiva”. En su experiencia la gente quiere una policía “eficiente” y atendida: “Esto tiene que enseriarse. El Estado se vanagloria cuando disminuye la sensación de inseguridad, pero no se sienta con los hombres para preguntarles cómo está su casa, por ejemplo”. ¿Y AHORA? El primer paso fue dado. Luego de tres cambios de fecha, el presidente Chávez, promulgó finalmente la Ley de Policía Nacional. Delante de algunos ministros, el Alto Mando Militar e incluso del vicepresidente del PSUV, Alberto Müller Rojas, celebró el asunto, sin hacer referencia a los pasos que deben concretarse en el corto plazo. “Esta Ley es un marco para otras leyes y genera principios básicos para la legislación posterior. No tiene sentido crear el cuerpo si no se tiene la Ley del Estatuto de la Función Policial”, dijo la ex secretaria Técnica de la Conarepol, Soraya El Achkar. Con este instrumento, se regularía así el ingreso, la carrera y el retiro de los funcionarios. En lo sucesivo, recomienda se trabaje en la redacción de otros reglamentos relacionados con el uso de la fuerza, estándares de actuación, procedimiento y el desarrollo de la unidad de atención a las víctimas de abuso policial y rendición de cuentas. El ministro Rodríguez Chacín conoce este detalle. Sabe -o al menos le han dicho- que la Ley no resolverá los problemas de las policías y que todo tiene un ritmo que debe cumplirse. El 10 de marzo de 2008 refirió las coordenadas a seguir una vez que se promulgara la Ley de Policía Nacional: “Seguramente la comisión de formación policial va a establecer el estatuto de la función policial, el perfil del policía, el pénsum académico que debe tener la formación policial”. Entonces prometió que “esto va a salir a finales de este año, pero luego de un estudio minucioso”, y que el reclutamiento se haría sólo cuando “tengamos el perfil”. Fuente: Tal Cual. Pág. 6. Caracas. 11/04/2008 Patricia Clarembaux

comparte