Bogotá. Las autoridades colombianas anunciaron que confiscaron un lote de fusiles y ametralladoras, varios de los cuales tenían grabados el escudo de la Fuerza Armada de Venezuela, en una población fronteriza. Según el director operativo de ese organismo, general Orlando Páez, se confiscaron 293 fusiles de asalto AK-47, dos ametralladoras, más de 64 mil proyectiles, 11 lanzagranadas y seis morteros de 60 milímetros en escondites subterráneos del municipio de Puerto Santander, en el fronterizo departamento de Santander. “Se trata del decomiso de armas, municiones y explosivos más grande que se ha realizado a grupos al margen de la ley dedicados al narcotráfico, extorsión, secuestro, desplazamiento forzado, y que no tiene precedentes en la historia reciente del país”, aseguró Orlando Páez. Según el vocero policial, las armas pertenecían al acusado narcotraficante Daniel Rendón Herrera, alias Don Mario, quien es un jefe paramilitar que se encuentra prófugo de la justicia. Las armas se encontraban ocultas en dos escondites subterráneos cerca de una playa sobre el Mar Caribe, también precisó el general Orlando Paéz. Fuente: Ultimas Noticias. Pág. 72. Caracas. 18/05/08

comparte