Caracas. Mientras el presidente de la República, Hugo Chávez, formuló desde Venezuela un llamado para que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) hagan un gran gesto de buena voluntad liberando a todos los rehenes sin pedir nada a cambio, militares colombianos localizaron el campamento donde se encontraban, hace tan solo días, los tres ciudadanos estadounidenses secuestrados. La información fue revelada este lunes por el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, quien puntualizó que la precaria instalación se ubicó en el sureste del país. “Hemos tenido una información muy cierta sobre la ubicación de los cabecillas, los secuestrados y los campamentos. Nuestra gente vio bañándose en el río a los tres estadounidenses, inclusive los escucharon hablando en inglés”. Aunque por razones de seguridad no dio detalles de la fecha, dijo que Keith Stansell, Thomas Howes y Marc Gonsalves, fueron observados por los militares desde la orilla opuesta del río Apaporis en algún lugar del departamento de Guaviare. No se intentó rescatar a los plagiados para proteger su vida. En las últimas horas se han mantenido las órdenes del presidente de Colombia, Álvaro Uribe para que los militares “rodeen los campamentos de las FARC en el sureste del país, donde se presume se encuentran los secuestrados, para forzar a su liberación”. Sin embargo, según se aclaró “no se intentará ningún rescate”. La lista de cautivos incluye a la colombo-francesa Ingrid Betancourt, políticos y decenas de militares y policías. Los operativos recientes dieron como resultado la captura del guerrillero alias “Abraham”, integrante del anillo de seguridad de “El Mono Jojoy” y miembro destacado de la cúpula de las FARC. Adicionalmente, el ministro de Defensa de Colombia, descartó ayer que la base militar estadounidense de Manta, en Ecuador, vaya a ser trasladada a Colombia si Quito decide cerrarla en 2009; y fue directo al afirmar: “Base no va a haber en Colombia. Eso ya está descartado. ALGUNA ESPERANZA En las últimas horas muchas han sido las reacciones ante la solicitud hecha por Chávez sobre los rehenes de las FARC. El ministro de Defensa de Colombia celebró la petición confiando en que el anuncio “se traduzca en hechos”. También ayer, Luis Eladio Pérez, ex rehén del grupo armado, aseguró tener informes según los cuales “en los próximos días se reanudarán las liberaciones unilaterales”. Todo el proceso, y en especial las órdenes, reposan ahora en las manos de alias “Alfonso Cano”, quien asumió la comandancia de las FARC, luego de la muerte de Manuel Marulanda. Siguen las gestiones del periodista Carlos Lozano y el ex candidato presidencial, Álvaro Leyva, para gestionar las acciones humanitarias, llevadas éstas con la autorización del presidente Uribe. Por su parte el ministro del Interior y Justicia colombiano, Carlos Holguín Sardi, pidió que se escuche la nueva propuesta del presidente venezolano. Coincide con en el ex presidente colombiano, Andrés Pastrana, quien ha sostenido que el diálogo es la mejor vía: “Puede haber una posibilidad de cambio en la conducción de las FARC (…) y acabar con el secuestro en Colombia”. TEMAS DE CUIDADO Nuevos elementos en el escenario de conflicto se sumaron ayer cuando el integrante del Secretariado de la guerrilla, Iván Márquez, aseguró que el presidente, Álvaro Uribe, quiere “asesinar” a sus pares de Venezuela, Hugo Chávez, y Ecuador, Rafael Correa: “El verdadero terrorista es Álvaro Uribe. Intentó y sigue intentando matar al presidente Hugo Chávez”, precisó Márquez en un comunicado agregando que “el DAS está preparando varios grupos de sicarios”. En días pasados fue planteada como peligrosa una “doble agenda” que, para el ex presidente de Colombia, Ernesto Samper, debe llamar a la reflexión. Citado por Europa Press, señalaba al titular de Defensa de su país como promotor de campañas para desestabilizar las relaciones bilaterales con Venezuela. Fuente: Tal Cual. Pág. 32. Caracas 10/06/08. Pedro Rojas.

comparte