Fuente: El Nacional 

Oficiales retirados denunciaron que los detenidos por rebelión, en instalaciones de la Fuerza Armada, sufren castigos injustos. Indultar a los oficiales recluidos por razones políticas pide el Frente Institucional Militar al presidente Nicolás Maduro y al ministro de la Defensa, general en Jefe (Ej.) Vladimir Padrino López.

Crédito Archivo Globovisión

Crédito Archivo Globovisión

En un comunicado suscrito por más de 200 militares retirados, apelan a la conciencia de los funcionarios para que consideren otorgar la libertad plena a los 9 militares condenados en 2015, por los delitos de instigación a la rebelión y atentado contra el decoro militar por su supuesta participación en la denominada “Operación Jericó”.

“La detención de los oficiales se hizo mediante el subterfugio del invento de delitos no contenidos en ningún código o ley penal. Luego de ser maltratados fueron recluidos en penales inapropiados, sin guardar un mínimo de respeto a su condición de seres humanos y dignos oficiales de la institución militar. Queremos enviarle un mensaje a quienes administran la justicia militar, para que entiendan, que solo en los países de vocación totalitaria se intenta convertir a esta justicia en un mecanismo para subyugar a opositores y disidentes, amparados en el temor y la desconfianza que tiene el ciudadano común a la institución armada”, señalan en el documento.

Los oficiales condenados, a los que el FIM manifestó solidaridad, son los siguientes: general Oswaldo Hernández Sánchez, coronel José Gregorio Delgado, teniente coronel Ruperto Chiquinquirá Sánchez; los mayores César Orta Santamaría y Víctor José Ascanio, así como los capitanes Andrés Thomson Martínez, Neri Adolfo Córdoba, Laired Salazar y Juan Carlos Nieto Quintero.

“El artículo 261 de la Constitución establece que la competencia de la jurisdicción penal militar se limita a delitos de naturaleza militar, que no es el caso. No hay duda del carácter político de este caso”, señaló el Frente Institucional Militar.

comparte