Caracas. VTV transmitió 1.800 cuñas pro-gobierno entre enero y agosto. Los partidos aliados del oficialismo se quejan por el desequilibrio en medios públicos. Por ahora, no hay reglas de publicidad y propaganda en la campaña para los próximos comicios regionales. El Consejo Nacional Electoral tiene pautado aprobar un reglamento antes del 10 de septiembre, para comenzar a aplicarlo dos semanas después cuando, formalmente, arranque la campaña electoral. La oposición teme que frente al vacío legal el Gobierno siga usando bienes y recursos públicos en la campaña, como ocurrió en el barrio El Winche de Petare, hace un par de semanas, cuando el presidente Hugo Chávez y los candidatos del PSUV en el área metropolitana de Caracas recorrieron el lugar en un carro militar Tiuna, placas GHP-029, con la inscripción “Comandancia en Jefe, Guardia de Honor Presidencial”, en fondo rojo. Ya existen dos recursos contra Chávez y el PSUV por el uso de fondos públicos en esta campaña. El primero fue llevado el 20 de agosto a la Fiscalía por dirigentes del partido Democracia Renovadora. En el escrito solicitan un antejuicio contra el jefe del Estado y el comandante de la Fuerza Aérea Bolivariana, general de división (Av) Luis Berroterán Acosta, por permitir que Adán Chávez, candidato del PSUV a la Gobernación de Barinas, use aviones tipo Falcon con las siglas de la FAB y reciba un trato de “jefe de Estado” al ser buscado en carros en la escalerilla, en franca violación a la Ley de Aeronáutica Civil. El segundo recurso es una acusación ante el CNE por el Comando Nacional de la Resistencia. En el documento se señala que Venezolana de Televisión hace propaganda a favor del PSUV y, en un análisis de contenido realizado entre el primero de enero y el 19 de agosto, se determinó la transmisión de más de 1.800 cuñas pro-gobierno. “Ciudadanía Activa reclamará ante el CNE la mora con las normas de propaganda, porque es inaceptable que las instituciones sirvan a intereses partidistas cuando es contrario a la Constitución. Es público y notorio que Chávez lo hace cuando llama a votar por sus candidatos”, anunció Óscar Lucien, coordinador de la asociación. “Si no hay normas, ocurren estas irregularidades. Hay que prohibir que el jefe del Estado participe en actos proselitistas”. Cifras del Aló. Desde ahora, Chávez recorrerá el país en su doble condición: Presidente de la República y jefe del PSUV, al frente de una maquinaria que transmite Aló, Presidente. Un informe, elaborado por el ex diputado Carlos Berrizbeitia, detalla que, entre el personal civil y militar, se movilizan 193 funcionarios públicos para cada programa. “Ello implica el pago de hoteles, viáticos, comidas, movilización de activistas y una logística que incluye el avión presidencial, helicópteros Puma, vehículos y equipos microondas”, advirtió. Hasta agosto, se han transmitido 317 programas, lo que representa un total de 1.268 horas. El Estado ha desembolsado, por ello, un acumulado de 78,7 millones de bolívares fuertes. William Lara, ex ministro de Comunicación e Información, replica que la campaña es austera y que la presencia del Presidente tiene como fin inaugurar obras. “Vamos como invitados al programa; allí no se excluye a nadie. Aló, Presidente es una revista que da noticias, no es para el ventajismo político”, asegura el candidato del PSUV a la Gobernación de Guárico. Desde el nacimiento del partido rojo hasta ahora, el oficialismo hace actos en edificios públicos, sin garantizar un acceso igualitario a la oposición. Son los casos del Poliedro y los teatros Teresa Carreño, Nacional y Municipal. “¿Hasta cuándo ese privilegio?”, se pregunta Ismael García, secretario general de Podemos, quien no pudo alquilar La Rinconada para un acto de su partido. Una violación de la Ley contra la Corrupción se registra cada noche por VTV, sin reacción de la Contraloría General. El programa La Hojilla es transmitido en vivo desde Valencia, vía microondas. Son dos horas diarias para que Mario Silva, candidato del PSUV, promocione su candidatura y ataque a la oposición y a los medios de comunicación. “Cada hora de producción y transmisión tiene un costo de más de 20.000 bolívares fuertes. Los estudios de VTV son utilizados para grabar las cuñas publicitarias de la mayoría de los candidatos del PSUV. VTV es la agencia publicitaria del partido de gobierno; ninguna democracia aguanta que el jefe del Estado sea presidente de un partido, como lo es Chávez”, indicó Berrizbeitia. Hasta en el chavismo se quejan del ventajismo. PPT pidió a la Alianza Patriótica garantizar equilibrio en el acceso a los medios públicos. Andrea Tavares, abanderada del partido azul a la Alcaldía Libertador, señaló que esperaban igualdad. Los pepetistas han pedido un espacio, pero no lo encuentran. Fuente: El Nacional. Nación/6 Hernán Lugo-Galicia hlugo@el-nacional.com

comparte