París. Reiteran gestiones. Un grupo de alpinistas y mujeres europeas escaló hasta la cima del Mont Blanc, donde colocó un retrato de Íngrid Betancourt. El Gobierno francés reiteró su determinación a favor de la liberación de los rehenes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, entre los que se encuentra Íngrid Betancourt, pero no quiso confirmar la reunión de un representante de Francia con el nuevo jefe de la guerrilla, Alfonso Cano, en las montañas colombianas. “Si se quiere trabajar con seriedad, llega un momento en el que no hay que hacer comentarios”, señaló el portavoz del Ministerio de Exteriores, Eric Chevallier, en respuesta a las preguntas de la prensa. Subrayó, sin embargo, que en una misión como la que ha emprendido Francia “hay que hablar con todo el mundo”. El Gobierno colombiano confirmó que autorizó el ingreso de dos delegados europeos para que sostuvieran un “encuentro directo con el secretariado de las FARC”, dirigido a la liberación de todos los secuestrados, aunque no dio más detalles. En la cima. Un grupo de alpinistas y 26 diputadas y deportistas europeas colocaron un retrato de Íngrid Betancourt en la cima del Mont Blanc, a más de 4.800 metros de altura, en coincidencia con la asunción de Francia en la presidencia de turno de la Unión Europea. La hija de Betancourt, Mélanie Delloye-Betancourt, declaró en Londres que espera que la reunión que mantendrán en julio en Caracas los presidentes Hugo Chávez y Álvaro Uribe, contribuya con la liberación de su madre y de los otros rehenes. “El presidente Uribe tiene que entender que si el presidente Chávez tiene esa posibilidad de dialogar con las FARC, él tiene que hacer todo lo posible para impulsar una solución para nuestros secuestrados lo más pronto posible”, insistió. Fuente;: El Nacional. Mundo/14

comparte