Bogotá. El presidente colombiano, Álvaro Uribe, juzgó como muy graves las informaciones sobre presuntos nexos entre la guerrilla de las Farc y la organización independentista armada vasca ETA, según una declaración difundida ayer. “Gravísimo. Y lo conocemos de tiempo atrás y lo sufrimos. Las Farc estuvieron en un programa de maestría de terrorismo con grupos internacionales aprendiendo cómo destruía la vida de los colombianos con los más perversos explosivos”, dijo el mandatario, citado por el palacio presidencial. Añadió que Colombia “tiene que seguir firme” con su política de mano fuerte contra los rebeldes, para “debilitarlos hasta que desaparezcan”. Uribe aludió al tema luego de que el sábado la televisión pública española (TVE) difundiera un documental grabado en Colombia sobre los supuestos vínculos entre ambas organizaciones, apoyándose en documentos hallados en el computador del número dos de las Farc, Raúl Reyes, abatido el 1° de marzo en una operación militar colombiana en Ecuador. El Presidente colombiano también acusó a su par de Nicaragua, Daniel Ortega, de “dar asilo a terroristas, engañar y mentir”, ante señalamientos del centroamericano de que su homólogo quiere matar a tres refugiadas en Managua que se estaban con Reyes. Recompensa. El Tiempo de Bogotá informó ayer que el Gobierno ha pagado unos 5,9 millones de dólares a informantes y delatores de la guerrilla de las Farc, lo que ha aumentado la eficacia de las operaciones militares contra ese grupo. Un funcionario encargado de hacer los pagos afirmó que la política de recompensas ha conducido a los fuertes golpes asestados a las Farc. Las recompensas pueden ir desde tres dólares por bombas no convencionales, 10.700 por un misil tierra-aire, hasta 41.700 dólares por datos sobre secuestrados. Fuente: Ultimas Noticias. Pág. 40. Caracas. 23/06/08 AFP/EFE/DPA

comparte