Fuente: El Nacional 

El presidente Nicolás Maduro movió sus piezas dentro de los componentes militares esta tarde. Uno de los cambios más resaltantes fue el de Vladimir Padrino López, quien fue ratificado como ministro de la Defensa pero removido de su puesto como jefe del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Ceofanb). Así perdió poder dentro del Alto Mando Militar, al dejar “el cargo más importante dentro de la FANB de carácter operativo”.

Los cambios en el ámbito castrense podrían conllevar a una radicalización en las medidas adoptadas por los militares, ya que el predecesor de Padrino, el almirante Regimio Ceballos, es “mucho más férreo”, alertó la abogada Rocío San Miguel, presidente de la ONG Control Ciudadano.

Rocío San Miguel comentó que sorprende la ratificación de Padrino López al frente de la cartera de Defensa, a menos que sea temporal, porque el tiempo que lleva en el cargo “rompe todos los precedentes históricos”. También agregó: “Hay que ver cuáles son los vínculos y pactos que atan a Padrino al sector Defensa”.

Especuló que tanto Padrino López como Néstor Reverol, ministro de Interior, Justicia y Paz, podrían ser candidatos en las elecciones regionales. Asimismo, la defensora de derechos humanos advirtió sobre la militarización del país y un posible aumento en las violaciones de los derechos humanos por parte de los militares.

Remoción de Benavides

Antonio Benavides Torres también fue removido del cargo de comandante general de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), trascendió que podría asumir el Ministerio de Petróleo y Minería para ejercer un mayor control sobre la explotación del Arco Minero. Fue reemplazado por el mayor general Sergio Rivero Marcano.

“Rivero Marcano tiene una hoja muy cuestionada en materia de derechos humanos. Se le vincula a los hechos en el barrio Kennedy, cuando ocurrió el secuestro y asesinato de los estudiantes; fue comandante de la Guardia del Pueblo, acusado de excesos en el plano electoral; y fue relacionado con hechos de torturas en la extinta DIN, actual Dirección General de Contrainteligencia Militar”, denunció San Miguel.

La presidente de Control Ciudadano expresó su preocupación por las designaciones de Maduro de este martes, con énfasis en el cargo que asumirá Rivero Marcano. A su juicio, habrá un aumento de la represión para controlar a la población a través de los militares.

40.000 funcionarios más

Nicolás Maduro adelantó que 40.000 nuevos efectivos se incorporarán a los cuerpos de seguridad del Estado: la mitad para la GNB y la otra para la Policía Nacional Bolivariana. Control Ciudadano ha alertado desde hace dos años sobre el acelerado mecanismo de formación para las tropas profesionales, obviando el tiempo necesario para la correcta formación.

Foto Cristian Hernández / EFE

“La GNB durante el mandato de Maduro ha aumentado y duplicado su pie de fuerza, ha subido a cifras sin precedentes en la historia (…) Un incremento precipitado trae problemas en materia de insubordinación y respeto a los derechos humanos”, dijo San Miguel en una entrevista con El Nacional Web.

Por último, advirtió que con la incorporación de los 20.000 efectivos asciende a casi 100.000 la cantidad de funcionarios castrenses. Además, recientemente se ha evidenciado la utilización de armas de fuego por parte de los militares en las manifestaciones, lo cual está prohibido.

“Queda de parte de los venezolanos cuidarse frente al uso de la fuerza militar. Esperemos que no saquen al Ejercito”, concluyó.

comparte