Fuente: Julett Pineda, Efecto Cocuyo

Con el alto mando militar, con el presidente Nicolás Maduro en tarima, con un pronunciamiento en contra del paro nacional convocado por la MUD el 28 de octubre o en un acto conmemorativo del Libertador. El ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, se ha dejado ver más que de costumbre; pero más que sus apariciones en televisión, son sus mensajes los que han marcado estos últimos días para el número uno de los uniformados.

Crédito Archivo Efecto Cocuyo

Crédito Archivo Efecto Cocuyo

Vocero de los militares y, según especialistas, también del Psuv dentro de las filas de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, las apariciones de Padrino López no son casuales en lo que fue una de las semanas más ajetreadas que ha tenido la política venezolana en lo que va de 2016.

Sus pronunciamientos se dan tras la suspensión del referendo revocatorio, anunciada el pasado jueves 20 de octubre. También luego del exhorto a los militares para pronunciarse sobre esta acción. Rocío San Miguel, presidenta de Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional, y Lexys Rendón, directora de Laboratorio de Paz, analizaron las últimas alocuciones del ministro. En solo cuatro días, se convirtió en emisario del diálogo, ratificó su fidelidad a la revolución y amenazó al “enemigo interno”.

Fidelidad al presidente Maduro
El 25 de octubre, el Ministro hizo su primera aparición tras la suspensión del referendo revocatorio. La rueda de prensa la dio junto al alto mando militar y ratificó su lealtad al presidente Maduro.

“Hay varias lecturas de esta alocución. La primera es que, sin duda, por las características y por el contenido fue un mensaje a la fuerza interna de la FANB“, expresó San Miguel.

Presentes con el mismo uniforme, en lugar de usar cada uno la indumentaria típica de sus respectivos componentes, la especialista aseguró que los funcionarios buscaban dar un mensaje de cohesión y un sentido de unidad frente a las cámaras.

“Se dio en un momento en el que Presidente regresó de su última gira por Europa. Querían dar sentido de fortaleza, lineamientos sólidos en cuanto al apoyo del Presidente y la revolución”, indicó. En pocas palabras: “Que la FANB no se encuentra ni dividida ni dubitativa frente a la profunda crisis nacional”.

Por su parte, Rendón señaló que la primera alocución que dio el Ministro de Defensa fue una respuesta directa a los exhortos hechos por los dirigentes políticos y la sociedad civil a la FANB tras la suspensión del proceso referendario.

“La sociedad hizo un llamado directo a las Fuerzas Armadas y tuvo una respuesta: Padrino López se rodeó del alto mando militar y dijo que respaldaba el Gobierno actual”, sentenció la directora de Laboratorio de Paz.

No al paro
Dos días después, el Ministro volvería a aparecer frente a las cámaras para “contraatacar” el paro cívico convocado por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para el viernes 28 de octubre. La respuesta fue clara: Nadie puede paralizarse. La orden de Padrino López fue tan seria que anunció la creación de los Comités Operativos de Producción Obrera(Copos) para velar por el correcto funcionamiento de las empresas de producción.

Declaraciones de este tipo representan para Rendón un amedrentamiento que no solo viene del sector militar, sino que es reforzado por gobernadores, diputados y demás figuras del oficialismo. “Desde el 20 de octubre está ausente la principal garantía de la democracia: El voto. Todo lo que tenga que ver con protesta se ha vuelto algo violatorio, sea huelga, marcha o paro”, denunció.

Para Rocío San Miguel, discursos como el que dio Padrino López el 27 de octubre, reflejan que ya no se trata de ir en contra de la MUD o de la oposición, sino de amenazar al “enemigo interno“: Todo aquel que sea contrario a lo que significa la revolución, los disidentes y los críticos al Gobierno.

“Hay actos, expresiones, símbolos y discursos que ponen en práctica en este estado de excepción y que representan la doctrina del enemigo interno. Esto significa que hay que adecuarse a los postulados de la revolución; de lo contrario, la persona es reducida o desaparece. Es una escalada nacional donde el peso de la bota militar se erige como principal soporte logístico del poder dictatorial”, expresó la presidenta de Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional.

La paz desde los cuarteles

El día del paro cívico, Vladimir Padrino López volvió a tomar la ofensiva desde los micrófonos, esta vez en el contexto de una fecha conmemorativa: Los 140 años del traslado de los restos del Libertador Simón Bolívar al Panteón Nacional. En el acto, tomó la batuta frente al diálogoentre los que visten de verde y con botas de combate. “Seguiremos haciendo un llamado a la paz con acciones concretas”, dijo en la alocución.

Al hacer declaraciones como éstas, asegura San Miguel, el Ministro se ha convertido en “un operador político del Psuv dentro de la Fuerza Armada“. La especialista resaltó que incorporar la figura del diálogo en el discurso, demuestra que dentro del cuerpo militar se vive la misma crisis que afecta al resto del país.

“La gran angustia es la situación de desasosiego, incertidumbre y malestar que se mide en los bandos medios de la FANB. De allí fomentar ese discurso, para verse retratado en todos los elementos que la conforman: Hay destacamentos y pelotones pasando hambre“, explicó.

Rendón añadió que, al igual que las demás figuras del Gobierno, el sector militar se ha sumado a la línea del diálogo. No obstante, espera que las negociaciones no sean para mal, especialmente tras el respaldo que ha brindado la FANB al oficialismo para transgredir la Carta Magna.

“Estamos ante una dictadura de nuevo siglo que usa el Poder Judicial para el violentar la Constitución. La respuesta del tren militar ha sido respaldar la violación a la Carta Magna. Esperamos que el diálogo no resulte en más demora”, dijo.

Sin embargo, para San Miguel la FANB no solo debe ir en la misma línea del diálogo, sino también ser incorporada a la mesa de negociadores.

“Es hora de incorporar el tema de la FANB en el diálogo. Todos los esfuerzos que se hagan en pro del diálogo no van a encontrar, en términos reales, una posibilidad si no se restituye a la Fuerza Armada en el carril constitucional”, sugirió San Miguel. “Todas las transiciones latinoamericanas —la chilena, la uruguaya, la argentina, la peruana— han comprendido a sus Fuerzas Armadas como un elemento fundamental en la transición política“, sentenció.

comparte