Caracas. Denuncian intentos por crear “sociedad policíaca”. El diputado Ismael García advirtió que las declaraciones del general Rangel Briceño causan inestabilidad. El secretario general de Podemos, Ismael García, pidió que el ministro Gustavo Rangel rectifique. Diversos partidos de oposición coincidieron en exigir la renuncia del ministro de la Defensa, general Gustavo Rangel Briceño, por el discurso en el que el funcionario acusó a los militares institucionalistas de cobardes y opinó que la Fuerza Armada Nacional debe ser una herramienta política. “Desde el MAS le pedimos al ministro Rangel que renuncie a su cargo, que se inscriba en el Partido Socialista Unido de Venezuela y se dedique a hacer política”, declaró Nicolás Sosa, coordinador nacional de esa organización. El viernes pasado, con motivo del aniversario del Ministerio de la Defensa, el general Rangel comentó: “No acepto esa visión cobarde que lleva a la gente a plantear que `soy un institucionalista’. Entonces que se vaya porque está fuera de orden. No entiende lo que está pasando. ¿Eres institucionalista o eres un gran cobarde o un burro que se niega a aceptar la realidad?”. Henry Ramos Allup, secretario general de Acción Democrática, también denunció las declaraciones del ministro de la Defensa. Además, criticó las afirmaciones hechas por el vicepresidente del PSUV para Caracas, Aristóbulo Istúriz, que llamó a los batallones del partido a hacer una lista de enemigos. “Estas actitudes dan vergüenza, pena ajena”, observó Ramos Allup. “Es claro que lo que se pretende es ir creando una sociedad policíaca, en la que se persiga a los sospechosos y a los enemigos del gobierno para acabar con toda crítica y toda disidencia”. El secretario general de Podemos, diputado Ismael García, rechazó “contundentemente las declaraciones del ministro de la Defensa en la que llama burros y animales a los militares institucionalistas; se burla de una institución del Estado y eso es muy grave porque genera inestabilidad, y nosotros, como demócratas, lo rechazamos y pedimos una rectificación de su parte”. Fuente: El Nacional. Nación/4 Reynaldo Trombetta rtrombetta@el-nacional.com

comparte