Anzoátegui.. Familiares de la víctima tienen nombres de sospechosos. El director de Polianzoátegui asegura que el caso guarda relación con el crimen del inspector Palmar . El asesinato de José Acosta Millán, quien fue comandante general de la Policía de El Tigre, aún da de qué hablar en el estado y más en el municipio Simón Rodríguez. El alcalde y representante de Podemos en Anzoátegui, Ernesto Paraqueima, lamentó la muerte del funcionario y anunció que pagará una recompensa a quien ofrezca información sobre los homicidas del jefe policial. Acosta Millán fue asesinado ayer de múltiples heridas de bala en las regiones infraescapulares derecha e izquierda. Otros tiros le destrozaron el rostro. Además, fue impactado por disparos en la región deltoidea, y recibió dos tiros en la nuca. El suceso ocurrió a las 6:30 am, en la avenida Intercomunal de El Tigrito–El Tigre, en las cercanías del Ipasme. Aunque la investigación del crimen está en proceso, Paraqueima no descarta la posibilidad de que los asesinos respondieran agresivamente a la propuesta hecha hace una semana por Acosta Millán, quien sugirió el pago de recompensa a quienes denunciaran a los criminales y azotes de El Tigre. Ese plan contempla el pago de 50.000 bolívares para quienes proporcionen información certera sobre los criminales de la zona. En el caso de Acosta Millán, el alcalde ofreció duplicar la recompensa para quien suministre información sobre los asesinos. Sospechosos. Se conoció que las autoridades manejan nombres de los posibles asesinos, aunque no lo han hecho público. El tío de la víctima, Nelson Millán, fue el único que asomó algunas identidades y recordó que en el año 2007 Acosta Millán sufrió un atentado, cuando estaba con unos amigos. La policía científica espera los resultados de la experticia de comparación balística que le practican a los proyectiles calibres 2.23 mm extraídos al cadáver de José Jesús Acosta Millán. Intentan verificar si son similares a los pedazos de plomo recolectados cuando ultimaron al inspector jefe del Cicpc, Víctor Palmar, el 20 de septiembre de 2007. Los investigadores presumen que en ambos crímenes utilizaron el mismo tipo de arma: un fusil AR15. El director de la Policía del estado Anzoátegui, Robert Aranguren, declaró a un medio de comunicación regional que la reciente muerte del inspector de Investigaciones del Cicpc y el asesinato del director de la Policía del Tigre tienen relación, “porque ambos fueron asesinados con el mismo tipo de armas y bajo las mismas circunstancias”. Informó que, a raíz de la muerte de Acosta, envió un refuerzo de 150 efectivos a la zona sur del estado, a fin de que presten apoyo a los 700 hombres que custodian esos municipios, con la instalación de puntos de control y patrullaje. En el lugar también se colocaron anillos de seguridad para resguardar la vida de los directivos de la alcaldía y funcionarios del poder judicial. Caso Palmar. Cuando el Cicpc investigó el homicidio del inspector Víctor Palmar, y los proyectiles que le extrajeron fueron sometidos a experticias de comparación balística, se resolvieron cuatro casos más. Por ese crimen fueron detenidos: Joel Toledo, jefe de la Brigada Motorizada de la policía de El Tigre, presunto líder de la organización; Damneph Enrique Guzmán, efectivo de la misma institución; y el subinspector Andrés Peralte, adscrito a Polianzoátegui. Se les identificó como integrantes de una organización delictiva que opera en la zona, y a la cual se le atribuyen aproximadamente 10 homicidios. Fuente: El Nacional. Sucesos/10 SANDRA GUERRERO YELITZA IZALLA YÁNEZ sguerrero@el-nacional.com

comparte