Fuente: El País, Costa Rica/ Sputnik

La Paz, 23 ago (Sputnik).- Parlamentarios del oficialismo y la oposición de Bolivia se enfrentaron esta semana ante la denuncia de la supuesta existencia de bases militares venezolanas en este país.

La diputada Norma Piérola, del opositor Partido Demócrata Cristiano, acusó a la administración de Evo Morales de ocultar la verdad sobre las presuntas bases militares de Venezuela.

“A mí no me está obligado a probar lo que está escrito, la ley se cumple y no se la discute”, dijo Piérola a Sputnik al mencionar un acuerdo firmado por los gobiernos de Venezuela y Bolivia en 2006 que determinaba, entre otros mecanismos de cooperación militar, el establecimiento de seis bases militares venezolanas en Bolivia.

Por su parte, el diputado del gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS), Víctor Borda, dijo a esta agencia que “hasta el momento (Piérola) habla de bases militares y no puede establecer el lugar donde presuntamente están; es una falacia”.

“Vemos un discurso de la oposición agresivo, pero ante todo mentiroso”, dijo Borda al ser consultado sobre la denuncia que expuso Piérola el lunes en la Asamblea Legislativa.

El legislador del MAS aseguró que existe una estrategia mediática de los sectores de derecha para generar conflictos en Bolivia.

“El pueblo boliviano debe estar preparado para hacer frente a la embestida que está realizando la oposición para pretender desconocer el orden democrático de Bolivia”, insistió.

El vicepresidente Álvaro García Linera instó el lunes a Piérola a demostrar sus denuncias y dijo que ponía una aeronave a su disposición para visitar los lugares donde estarían las bases militares venezolanas.

La diputada opositora replicó a García Linera que fijara él mismo “día y hora” para que ella pudiera corroborar de esa forma sus denuncias.

Piérola aseguró que conoce la ubicación de al menos una de esas instalaciones, la base de la Fuerza Aérea Boliviana construida por la agencia antidrogas de EEUU (DEA) que “fue tomada por los venezolanos”.

MILITARES BOLIVIANOS

La sesión del lunes estaba destinada a escuchar al ministro de Defensa, Reymi Ferreira, quien contestó 30 preguntas presentadas por Piérola en julio sobre la supuesta presencia de unos 300 efectivos del Ejército boliviano en la “represión al pueblo venezolano” que resiste al Gobierno de Nicolás Maduro, la participación de aeronaves de la Fuerza Aérea en la Conferencia Mundial de los Pueblos – Por un Mundo Sin Muros, realizada en junio, y las tareas de los militares en la lucha contra el contrabando.

Ferreira desmintió la afirmación de que militares bolivianos estuvieran actuando en Venezuela.

El ministro explicó que el documento de identidad de un agregado militar boliviano se encontró en un operativo de represión de una protesta en Venezuela luego de que el funcionario denunciara que había padecido un robo en el que le sustrajeron dinero y sus documentos.

La sesión concluyó con un voto de confianza al ministro extendido por la Asamblea Legislativa de mayoría oficialista.

Crédito Bolivia.com

Crédito Bolivia.com

comparte