Quito. El ambiente entre Ecuador y Colombia ha mejorado mucho, pero aún falta que acerquen posiciones para que se reanuden los vínculos diplomáticos, rotos desde marzo, dijo ayer el secretario general de la OEA durante una breve gira por los dos países. “Creo que el escenario ha mejorado mucho, pero todavía tiene que mejorar más para poder llegar a una solución”, declaró el chileno José Miguel Insulza al término de una reunión de una hora con el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, en Quito. El diplomático tenía previsto reunirse ayer en la noche, en Bogotá, con el mandatario colombiano, Álvaro Uribe, en un nuevo esfuerzo de la OEA para encauzar el diálogo entre los dos países. Insulza calificó la conversación con Correa de “muy grata” y ahora espera la ayuda de Colombia. Quito rompió relaciones con Bogotá el 3 de marzo, a raíz del ataque a un campamento de la guerrilla de las Farc en Ecuador que causó 25 muertos incluidos el jefe rebelde Raúl Reyes y cuatro mexicanos. Luego de que las tensiones escalaran a un punto crítico, Correa y Uribe aceptaron reanudar relaciones a nivel de encargados de negocios en junio, pero tras un cruce de declaraciones Correa advirtió que mantendría interrumpido el diálogo mientras Uribe sea presidente de Colombia. No obstante, Insulza se declaró “cautamente optimista” frente a una pronta normalización y destacó que las respectivas exigencias “no sólo son posibles sino razonables”. Antes del encuentro, la canciller ecuatoriana María Isabel Salvador dijo que su país espera que Bogotá entregue información detallada sobre el ataque para avanzar. Ecuador sospecha que Estados Unidos ayudó a Colombia en el bombardeo y que al menos una víctima, el ecuatoriano Franklyn Aisalla, fue muerto a golpes por las tropas colombianas. Fuente: Ultimas Noticias. Pág. 62. Caracas. 31/07/08 EFE/AFP

comparte